¿Conviene negociar el salario?

¿En esta época de crisis conviene negociar el salario?


Las épocas de crisis traen dificultades para conseguir trabajo y por supuesto se deriva que los salarios descienden por la ley de la oferta y la demanda. Si hay poca oferta de empleo y mucha demanda es natural que las empresas busquen pagar menos. Por ello, no parece fácil negociar el salario en épocas de estrechez económica. Pero se puede intentar con tino y buen tacto.

Negociar el salario

Negociar el salario

Una manera de lograr negociar el salario es estar alerta a las vacantes para sugerir al jefe y a la empresa que por un pequeño aumento podrías asumir responsabilidades adicionales a las actuales, y con ello le ahorrarías a la empresa importantes sumas de dinero. Adicionalmente no se incurrirían en gastos de selección, inducción y capacitación.

Otra forma de aumentar los ingresos es negociar bonificaciones por superar metas y participar en concursos por desempeño. Sin duda será más fácil vender la idea a la empresa de que mereces un salario mejor o al menos una bonificación, cuando has obtenido resultados superiores a lo esperado.

En la medida en que demuestres valor, que eres una persona útil para el negocio y eje central de la misión de la empresa, y que te mantienes vigente y actualizado, será más fácil acercarte a negociar un aumento en el salario. De lo contrario sería una utopía intentarlo, porque no sólo te negarán el aumento sino que te convertirás en un problema, y te buscarán reemplazo.

Para negociar el salario necesitas unir la oportunidad con el reconocimiento. La oportunidad de presentarse una vacante para asumir funciones adicionales, y el reconocimiento de que te lo mereces por los resultados y porque eres una pieza vital para la empresa.

Es muy importante encontrar la forma adecuada para acercarte al jefe y a la empresa para abordar el tema del salario. Si la empresa realiza aumentos anuales en enero, es más fácil abordar el tema cuando te estén haciendo la evaluación en diciembre, buscando que al aumento general te adicionen por mérito unos puntos porcentuales. En mitad de año o en el periodo siguiente al aumento general, no sería nunca apropiado, porque la gente está pensando en otros temas.

De todas formas, debes sentirte alagado y agradecido porque tienes tu trabajo y empleo, buscar mantenerlo y no ponerte en la mira como conflictivo y problemático. Motivarte para crecer y mantenerte actualizado, desempeñar tus actividades cada vez mejor y mejor, llevar buenas relaciones con tu entorno, ser colaborador y proactivo, ágil en tus compromisos, creativo y recursivo, aprender a venderte sin quitar mérito a los demás. Tu valor será la mejor garantía de tu empleo actual y la negociación del salario.

El salario es el resultado del valor que aportas al negocio para generar ingresos, satisfacciones, imagen, fidelidad en los clientes, ahorros y economías, mejor gestión de los recursos, obtención de los resultados estratégicos planificados.  Si te dedicas a hacer lo que aporta valor al negocio sin duda serás un candidato viable para que te aumenten el salario. En caso contrario, serás un candidato para que te reemplacen.

Hasta un 30% de descuento cuando reservas tu hotel con 30 dias de anticipacion!
“Imagen por cortesía de Jeroen van Oostrom/ freedigitalphotos.net”