Ventajas de contratar a una persona mayor de 45 años

Las razones y ventajas de contratar a una persona con más de 45 años


Las personas sobre los 45 años y que se encuentran desempleados se enfrentan a una situación cada vez más compleja cuando se trata de encontrar trabajo. No es una novedad que la juventud es preferida a la hora de hacer contrataciones. Sin embargo, a partir de los 45 años las personas poseen características diferenciadoras que los hacen tremendamente valiosos e importantes para el mercado laboral.

Es importante señalar el estado emocional en el que se encuentra una persona de 45 o más años. Mentalmente y psicológicamente una persona (hombre o mujer) a esta edad tiene un grado de estabilidad mayor. El hecho de que ya no estén en un período de desarrollo o de transición de juventud a adultez les permite obtener una mejor concentración e impersonalidad cuando se trata de trabajar.

En el caso de las mujeres, el rango de edad mas habitual para quedar embarazada está entre los 20 y 35 años. Se hace bastante complicado tener hijos pequeños y a la vez estar trabajando. En el caso de que el niño enferme, la madre, o el padre en muchos casos, tendrá que ausentarse del trabajo para cuidarle, y así con otras eventualidades que pudiesen ocurrir. A los 45 años, por lo general, las madres ya tienen hijos jóvenes o en adolescencia. Esto les permite tener más tiempo, menos preocupaciones y menos estrés acumulado, favoreciendo la productividad laboral.

contratar a una persona mayor de 45 años

contratar a una persona mayor de 45 años

Por el lado de los hombres, siempre está en una constante discusión el tema de la madurez. De seguro que es un tema subjetivo, pero algunos estudios sugieren que el hombre tarda un tanto más en madurar. La madurez en el ámbito laboral es de vital importancia y un hombre desde los 45 años en adelante ha adquirido suficiente experiencia para contar con la madurez necesaria al momento de enfrentar situaciones de estrés o frustración en el trabajo. Esta es una de las ventajas de contratar a un hombre mayor de 45 años.

Tanto para hombres y mujeres, la experiencia laboral adquirida desde los cuarenta en adelante es altísima. Esto no es necesariamente experiencia en el área que se ha postulado, sino que experiencia emocional e intelectual. Este tipo de experiencia ayuda a un trabajador a tener un mejor nivel de manejo ante situaciones que ocurren cotidianamente en el trabajo, un ejemplo aleatorio podría ser el saber controlarse mentalmente con compañeros molestos. Ha ocurrido que personas han dejado sus trabajos por no saber lidiar con un ambiente laboral hostil o por tener conflictos personales con sus colegas. Un trabajador de 45 años se adelanta a estas situaciones y las enfrenta de una manera distinta a la de un profesional novato. Como este ejemplo hay muchos y de distintos niveles, por supuesto. El tema en cuestión es que la capacidad emocional dada netamente por la experiencia debe ser valorada en una persona que ha trabajado por alrededor de 15 a 20 años.

Otra ventaja de contratar a una persona mayor de 45 años es el hecho de que tendrá más disponibilidad de tiempo, para por ejemplo, hacer horas extras, asistir a un evento fuera de las horas de trabajo o avanzar el trabajo desde casa.

Desde el lado tecnológico y actual, podemos ver cómo las redes sociales se han apoderado de la sociedad, especialmente de los jóvenes y jóvenes-adultos. Un estudio realizado por Flurry, indica que el promedio que una persona pasa en su celular diariamente es de 162 minutos, es decir, casi 3 horas. Promedio que va en un ascenso constante. Los que están en sus cuarentas o cincuentas por una cuestión de educación, normas y costumbres al integrarse a la tecnología, lo suelen hacer en una medida consiente o al menos no en exceso, por lo que no son participe de ella, particularmente en horas de trabajo. Este problema es una realidad en las empresas, tanto así, que algunas deciden no permitir el uso de dispositivos móviles en horas de trabajo.

La visión ética y la confianza propia que un trabajador sobre los 45 años es lo más diferenciador. Un profesional de dicha edad puede resultar de motivación y ayuda para sus demás colegas, y puede ser útil cuando la empresa esté pasando por momentos difíciles al ya haber vivido tantas situaciones laborales complejas durante su vida profesional.


La realidad para un trabajador desde sus cuarentas en adelante puede ser dura, por este mismo motivo, un cambio de pensamiento en muchas empresas es hoy necesario y hay razones de sobra para hacerlo.

 

Te invitamos a participar de la comunidad para jovenes de 45+

Un buen primer paso es capitalizar los conocimientos adquiridos a lo largo de tu vida laboral iniciando un blog personal y monetizarlo, obteniendo un ingreso pasivo.

Imagen por cortesía de Stuart Miles/ fredigitalphotos.net