4 Tips de lenguaje corporal

Recomendaciones básicas para optimizar tu lenguaje corporal


Utilizar técnicas de comunicación no verbal adecuadas, como el uso correcto del lenguaje corporal es esencial para garantizar el éxito de cualquier entrevista, en particular el de una entrevista de trabajo. El lenguaje corporal representa un abrumador 55% de los mensajes que son enviados durante una entrevista; un porcentaje muy bajo se atribuye a lo que expresas verbalmente. Sin embargo, a veces los nervios pueden traicionar al entrevistado haciéndolo perder de vista el control de su lenguaje corporal.


La mejor forma de sacar provecho de tu lenguaje corporal es seguir los tips para estar relajado el día de la entrevista y evitar transmitir ansiedad, incomodidad, o estrés durante la conversación con tu entrevistador. Una carta de presentación y un CV perfectos te conseguirán sin duda una entrevista, pero no dominar las técnicas del buen lenguaje corporal puede aniquilar tus posibilidades.  Tu presentación (consulta la sección: cómo vestirse para la entrevista) te hace distinguirte de otros candidatos y te da oportunidad de que se te identifique.  Mucha gente practica sus habilidades verbales para una entrevista, pero pocos le prestan la atención que merece al lenguaje corporal.

A continuación presentamos 4 Tips de lenguaje corporal sobre aspectos esenciales para asegurarte que tu lenguaje corporal transmita el mensaje adecuado en el momento correcto.

El apretón de manos o saludo.

Un aspecto infalible del lenguaje corporal asertivo es el apretón de manos o saludo. Siempre saluda con un apretón firme a cada miembro del personal con que te encuentres el día de la entrevista. Un apretón de manos es un método universal de saludar a aquellas personas a las que respetas y constituye una parte importante de tu lenguaje corporal.  Ya sea que estés familiarizado o no con la persona con la que te entrevistarás un apretón de manos firme y con seguridad es una forma respetuosa de reconocer su presencia y autoridad. Nunca pierdas de vista que no debes estrujar demasiado. Sólo utiliza la firmeza necesaria para comunicar tu determinación y entusiasmo en una entrevista a través de tu lenguaje corporal.

Contacto visual.

Una parte importante del lenguaje corporal es el contacto visual.  Un buen tip al respecto es mantener tu vista lo más natural posible. Siempre mantén contacto visual con la persona que te está hablando o a quién le estás respondiendo. Cuando mueves tus ojos por toda la habitación con tu lenguaje corporal envías el mensaje de estar incómodo y en busca de una ruta para evadir la situación.  Si por alguna razón te sientes incómodo viendo a tu entrevistador directamente a los ojos, sin ser demasiado obvio, puedes seleccionar algún otro punto en el rostro de tu entrevistador al cual mirar.

Posición y postura.

La mejor forma de usar un buen lenguaje corporal es controlar nuestra postura durante una entrevista de trabajo, manteniendo los hombros y cuello relajados y la espalda recta. Dirige tus hombros hacia abajo y extiende tu cuello para darte un aire relajado. Evita sacar tu estómago, contrayendo los músculos abdominales garantizas una postura recta y adecuada y la proyección de un lenguaje corporal adecuado.  También puedes inclinarte ligeramente hacia adelante para que tu lenguaje corporal muestre interés y atención en la conversación.

Brazos y manos.

De todas las expresiones del lenguaje corporal, quizá una de las más fáciles de leer son las manos. Para transmitir un mensaje positivo siempre conserva tus manos a la vista. Un error del lenguaje corporal esconder las manos en los bolsillos o debajo de la mesa. Coloca tus antebrazos en un ángulo de 90 grados con relación a tu cuerpo y coloca tus manos en tu regazo para proyectar un lenguaje corporal relajado y abierto.