Si o No a la reubicación del puesto de trabajo

Porqué no aceptar relocation o reubicación del puesto de trabajo


Existen algunas teorías o preconcepciones que indican que en el trabajo debemos aceptar todo lo que nos ofrezcan, así sea una relocation o reubicación en otra ciudad o país. Se fundamenta esta idea que la flexibilidad y adaptación de las personas corresponden a valores muy apreciados por las empresas y áreas de selección. Pero no toda oferta debe ser aceptada, ya que depende de su conveniencia.

Veamos algunas observaciones que impiden aceptar una relocation o reubicación en el trabajo:

Si o No a la reubicación del puesto de trabajo

Si o No a la reubicación del puesto de trabajo

a)      Tu familia no debe ser afectada hasta el punto de dañarse la relación de pareja y con los hijos. Cuando estás solo, tú mismo decides los cambios, pero cuando tienes familia debes consultarlo con cada integrante para no afectar su propio plan de vida.

b)      El cambio de trabajo así parezca un ascenso debe implicar necesariamente mejoras salariales, en responsabilidades y retos. No siempre es así, y por ello debes cerciorarte de que ocurra, antes de aceptar el cambio.

c)      Cuando la reubicación es obligada por las circunstancias, no siempre te aportan cosas buenas. Pero puedes tomarlo como un reto profesional mientras encuentras algo mejor.

d)     Un cambio de ciudad e incluso de país, debe analizarse con calma, porque la nueva cultura de trabajo y ambiente, puede convertir en insostenible asumir con éxito las nuevas responsabilidades. Por ejemplo, si eres mujer y llegas a un país machista como jefe, o si en el nuevo lugar son muy regionalistas y hacen difícil el liderazgo de profesionales de afuera.

e)      La personalidad y perfil del jefe es un factor importante que incide en que aceptes o no una reubicación, en especial cuando ya lo conoces de antemano y no te agrada para nada.
f)       No debes rehuirle a las nuevas responsabilidades por miedo, pero tampoco debes ser iluso y aceptar una posición para cual no te sientes preparado, ya que te puedes quemar antes de tiempo.

g)      La reubicación puede ser muy costosa en términos monetarios y emocionales, los cuales debes evaluar objetivamente, para exigir la respectiva compensación.

Cuando te ofrecen una relocation o reubicación fuera de tu ciudad y país, debes considerar los siguientes aspectos:

1)      Los costos de vivir en una nueva ciudad o país.

2)      Las oportunidades de trabajo y estudio para cada integrante de tu familia.

3)      Dejar a tus amigos, familiares y aficiones. Salirte de tu zona de confort.

4)      Cambiar de vivienda, realizar traslado de las cosas físicas, inducirte a un nuevo ambiente.

5)      Debes preguntarte, si el ambiente más estresante justifica el cambio de lugar de trabajo.

6)      Una ciudad grande implicará un trabajo y ambiente más rápido y angustiante, del que se presentaría en una ciudad más pequeña. La calidad de vida y bienestar se puede ver afectado.

Para que tu cambio de puesto de trabajo con reubicación incluida, sea exitoso lo mejor es que te respondas el siguiente cuestionario:
a)      Prefieres los ambientes estables o cambiantes, de mayor o menor reto.

b)      Puedes vender o arrendar tu vivienda con facilidad y a buen precio.

c)      El salario y el costo de vida van aparejados.

d)     Conoces lo suficiente la ciudad y entorno del nuevo lugar de trabajo.

e)      La forma de vestir y comportarte en el nuevo lugar de trabajo se adecuan a tus preferencias.

f)       Es fácil encontrar un nuevo lugar para vivir en la reubicación.

g)      Los sistemas de transporte en el nuevo lugar te convienen y generan bienestar.

h)      La educación y el sistema de formación con el cambio van a mejorar o empeorar.

i)        Ganas o pierdes profesionalmente con el cambio de puesto de trabajo.

Sin embargo, no todo es malo en las relocation y reubicaciones de trabajo. Porque pueden venir acompañadas de oportunidades, ganar más dinero, mejorar el estilo de vida, ganar reputación e imagen, mejorar tu valor y diferenciación. Aspectos que también debes evaluar a la hora de tomar la decisión.

Cuando tu jefe te pregunta sobre la oportunidad de cambio, tómate tu tiempo, no muestres pesimismo o emoción exagerada. Haz las preguntas que te surjan de manera espontanea, y tómate tu tiempo para analizar la oferta. No es una decisión a tomar a la ligera, porque tanto la aceptación o rechazo, pueden generarte pros y contras, oportunidades de mejorar o salir perjudicado.

Por lo general, la reubicaciones de trabajo viene acompañada de mejores condiciones laborales, pero las barreras que más dificultan la decisión, se relacionan con los aspectos emocionales, el cambio de relaciones, dejar familiares y amigos, cambiar tus lugares favoritos y que ya conoces. Elige bien y a conciencia.

“Imagen por cortesía de Craftyjoe  /  freedigitalphotos.net