Ser el número 1 para encontrar trabajo

¿Es necesario ser el número 1 de la promoción para encontrar trabajo?


Es una pregunta que muchos se hacen al estar por terminar la carrera universitaria e ingresar al mundo laboral o profesional. El miedo al fracaso abunda por la mente de muchos jóvenes. ¿Es necesario ser el mejor en mi clase para obtener trabajo?.



El período previo a iniciarte por primera vez al mercado laboral es un momento muy complejo para muchos jóvenes. No sólo por la falta de experiencia y miedo a enfrentarse a una realidad totalmente nueva, sino que porque en muchas ocasiones las calificaciones para varios no han sido del todo buenas y se cree que esto podría poner en juego el encontrar un buen trabajo.

Ser el número 1 en la promoción puede ser de ayuda en lo que es el comienzo laboral de un estudiante recién egresado. Con esto queremos decir que principalmente en el plano laboral nos podemos encontrar con una ventaja de parte de quienes fueron primeros en su promoción en lo que es encontrar trabajo por primera vez.

Si fuiste de los primeros en tu promoción ¡Felicidades!
Ahora bien, si no lo fuiste, podemos decirte que no te desanimes ya que esto no va te va a afectar permanentemente o va a hacer la tarea de encontrar trabajo imposible. Esto es un mito absoluto y necesita ser derribado.

Ser el número 1 para encontrar trabajo

Ser el número 1 para encontrar trabajo

Las notas son importantes durante una carrera, pero no reflejan la capacidad que tendrá una persona para desarrollar un trabajo. Las calificaciones reflejan la materia aprendida, pero en un trabajo lo que realmente importa es la práctica, qué tan eficiente puede llegar a ser un trabajador. Es por esto que a pesar de incentivar a que un estudiante estudie para aprender y formarse como profesional, podemos decir que las notas no lo son todo y para conseguir un trabajo estable se necesita perseverancia simplemente. A veces partir desde abajo es la forma más efectiva de progresar y crecer, y es una forma correcta de avanzar en la vida laboral. Nadie solicitará las notas después de uno o dos trabajos ya realizados. Así que el mensaje que intentamos divulgar es que no se desanimen o desesperen por no tener los mejores resultados académicos. Existen muchos jóvenes que ya han pasado por lo mismo y hoy están en grandes proyectos haciendo lo que aman. Todos partimos de cero y la historia laboral se construye poco a poco y de forma constante.

Un consejo para tener más posibilidades de ser considerado…

Haz tu currículum atractivo. Muchas veces el currículum es el único documento al que un entrevistador tiene acceso para seleccionar y llamar a la entrevista laboral, así que es tu tarea hacerlo llamativo y mostrar lo que eres en un poderoso trozo de papel.

¿Has realizado cursos? ¡Inclúyelos!
¿Tienes conocimientos especializados? ¡Inclúyelos!
¿Tienes dominio de otro idioma? ¡Inclúyelo!

Todos tus conocimientos deben ser vertidos en esa hoja llamada currículum. Sin dudas ayudará a hacer una presentación escrita mucho más impactante de ti mismo y un profesional que esté reclutando personal lo tomará en consideración.



Siempre es un buen apoyo para comenzar a buscar empleo contar con una carta de recomendación académica escrita por un profesor. A veces un estudiante puede ser mucho más esforzado de lo que sus notas reflejan, así que es importante contar con este documento.

Si estás empezando la universidad anímate y comprométete con tu educación. Si estás terminando y tienes miedo del futuro, te contamos que no todo es tan terrible como parece, muchos ya lo han hecho y quedan muchos por venir aún; ahora es tu momento y debes ser optimista de lo que el destino te tiene preparado.
Las notas no definen al trabajador sino su espíritu de superación y ambición por el crecimiento personal.

Imagen por cortesía de stockimages  / freedigitalphotos.net