Redes sociales: HAZTE VISIBLE, HAZ QUE TE ENCUENTREN


Por  Fernando Giner publicado el 17 Octubre 2012 en “La coctelera”

No sé si los alumnos que yo tengo en mi facultad son representativos de algo, pero si lo son entonces hay un problema importante en nuestra juventud. Me relacionaré con alrededor de unos 130 alumnos, este cuatrimestre, entre los diferentes cursos que llevo. Les hago a todos la misma pregunta. ¿Cuántos tienen un blog o están en Linkedin o Twitter o utilizan Youtube para darse a conocer? Responden como mucho unos 6 o 7. ¿Me pregunto en qué mundo viven? En cuanto escarbas un poco te das cuenta que las “creencias” inculcadas posiblemente en la familia, colegio y como no la universidad, pesan mucho. Tienen a mi juicio, entre otros, dos graves problemas:

· Uno, que siguen creyendo que viven en la sociedad industrial. Estudia y encontrarás trabajo. Esto ya no es cierto. Claro que hay que estudiar y formarse, principalmente en aquello en lo que consideras que eres bueno y te gusta. El problema está en que muchos no saben porque están en esa carrera. No comprenden que estudiar ya no es suficiente, es una variable de selección, pero no determinante.

Creen que al acabar o próximos a acabar con enviar un CV en papel se obrará el milagro. Pues no, el milagro ya no se obrará, los CV en papel ya no tienen ningún valor o al menos no lo tienen si quieres conseguir un trabajo que te permita un desarrollo profesional interesante y poder ganarte la vida aceptablemente. El CV en papel no dice nada de quien eres, como piensas, como te comportas. Para dejar esa huella es necesario darse a conocer. ¿Y cómo? Muy sencillo, en la sociedad de la información y el conocimiento es necesario que desde edad temprana, pongamos los 18 años, te empieces a dar a conocer, en lo profesional, en tus gustos y aficiones, y para ello tienes a tu alcance los medios tecnológicos actuales (los blogs, las redes sociales profesionales y YouTube)

Es necesario que vayas adquiriendo lo que se denomina “visibilidad” en esos medios. Si tú has empezado a tener presencia en esos medios, digamos que hablando de la informática, que es lo que te gusta y estas cursando una carrera relacionada con la misma, cuando tienes 22 o 23 años y vas a terminar, tú ya has dejado una importante huella. Las empresas pueden rastrearte y “conocer esa huella”. Entonces es muy posible que “te busquen, te encuentren” y entres a colaborar, trabajar o participar en alguna de ellas.

· El otro problema es que no se consideran preparados ni capaces de nada. Les falta una enorme confianza en si mismos y una gran dosis de autoestima. No comprenden que ya llevan algún tiempo en la universidad, y algo habrán aprendido. Si eso coincide con sus gustos, aficiones, capacidades y a poco que se molesten a buscar conocimientos afines por Internet, se pueden convertir en pequeños “expertos” en temas que pueden ser novedosos para otros muchos, los cuales ni tienen esos conocimientos, ni se han molestado en buscarlos por la red. Ese saber, aún cuando sea pequeño, lo pueden explotar en las redes sociales profesionales, en su blog.

Es muy urgente abrir los ojos a nuestra juventud, arrancarles las creencias que les pesan como una losa y animarles desde muy temprano a que tomen conciencia de que una visibilidad en la red es imprescindible para abrirse camino profesionalmente en la actualidad.

Los tiempos actuales y los siguientes serán para aquellos que tengan la habilidad de generar una importante “visibilidad” en la red. Esa visibilidad les hace confiables y ambas cosas es lo que conducirá a esas personas a tener que buscar cada vez menos y a ser encontradas cada vez más

vía El MUNDO EN TUS MANOS – La Coctelera.