Qué te apasiona ser y hacer

¿Qué es lo que realmente te apasiona ser y hacer?


No existe mejor placer que trabajar en lo que te gusta. Algunas veces lo puedes lograr en el empleo, cuando coinciden una empresa que profesa una cultura similar a la tuya, un puesto de trabajo que exige todas tus capacidades, un jefe o líder con quien puedes interactuar en forma profesional y amigable, y unas condiciones de trabajo justas y atractivas. Para los emprendedores es mucho más fácil encontrar un negocio y actividad que realmente sea apasionante y gratificante.

Encontrar lo que realmente te apasiona ser y hacer:

  • Que te apasiona ser y hacer

    Emprendedor: ¿Qué te apasiona ser y hacer?

    Primero es el “Ser” y luego el “Hacer” para el emprendedor. Encontrando tu esencia, fortalezas y habilidades, luego podrás visualizar las oportunidades que se alineen a ellas.

  •   No confundir la pasión con el interés pasajero. La pasión es duradera en el tiempo que es lo que necesita tu negocio, perdurar en el largo plazo. Mientras que el interés pasajero es un gusto o atracción que puede pasar tan pronto satisfaces la necesidad.

  •   Las pasiones por ser emprendedor surgen de querer ser tu propio jefe, no depender de lo que te digan otros, ser libre y gustar de los cambios, autodisciplina y automotivación.
  •   Las pasiones por hacer nacen con tus estudios, lo que sabes y has aprendido, aquellas cosas que te gustan hacer en el tiempo libre, las habilidades naturales y silvestres que se han desarrollado a lo largo de tu vasta o poca experiencia.
  •   Cuando una actividad te apasiona, los ojos se iluminan, la motivación florece, te interesas por profundizar en su conocimiento y práctica, puedes lograr trabajar sin fatiga largas horas sin que te canses.
  •   Cuando un negocio se afina con tu forma de ser, encuentras rápidamente las respuestas para desarrollar tu emprendimiento, las cosas fluyen y los resultados se alcanzan más fácilmente, como si todo el universo se convirtiera en cómplice de tus ideales.

Si deseas ser exitoso en tu emprendimiento, debes primero encontrar una idea que te apasione, unirte a unos socios con quienes compartas la cultura e ideales, enfocarte en aquellas áreas que más te gustan y en donde te sientas como pez en el agua.

La pasión es la fuente de energía y sabiduría para garantizar que lo que se haga se haga mejor y se obtengan más resultados. Porque el trabajo no debe costar trabajo, y por el contrario debe ser una fuente de alegrías y felicidad.

Tu detectas que un emprendimiento te apasiona, cuando los resultados salen con mas facilidad, las actividad y decisiones fluyen con poca resistencia de un entorno que colabora con tu idea de negocio para que se convierta en una realidad.


Para que tu emprendimiento funcione y perdure en el tiempo, debes primero encontrar lo que te apasiona ser y hacer. Cierra los ojos y hazte la pregunta, dejando libre la imaginación para que aparezcan las ideas en tu mente, las puedas visualizar y luego aterrizar en negocios concretos.

La gran ventaja de ser emprendedor es que puedes dedicarte a lo que te gusta, manejar tu tiempo e ir a la velocidad que más te convenga. Lograr que tus pasiones de ser y hacer se conviertan en realidades concretas de negocio.

 

“Imagen por cortesía de imagerymajestic/ freedigitalphotos.net”