Qué es una PyME

¿Qué es una PyME? ¿Qué es ser autónomo? ¿Qué es una S.A.? ¿Qué es un emprendimiento publico o privado?

Hacer negocio se enmarca dentro de una estructura legal y organizativa, que sirve de orientación sobre el tamaño del emprendimiento, la apertura para que ingresen más o menos socios, las exigencias en mayor o menor grado respecto de las entidades que vigilarán su desenvolvimiento, una imagen que se comunica al entorno y mercado sobre su tipo de responsabilidades.

Una empresa Pyme hace referencia a un pequeño y mediano negocio que está comenzando. Que tiene pocos empleados para su funcionamiento, en algunos casos menor a 50 o 60, que por lo general se enfoca en algunos nichos y ciudades específicos. Que su estructura administrativa y funcional es la básica con una Gerencia General, un área comercial, otra administrativa, financiera, y dependiendo del servicio se podrá requerir el área de tecnología o de producción cuando se trata de fabricar productos.

Que es una PyME

Qué es una PyME

Ser un autónomo es una decisión de convertirse en emprendedor y dueño de su destino. No depender de un empleo formal en donde recibe un sueldo fijo y tiene un jefe específico. Para pasar a un ambiente un poco más incierto pero a la vez más gratificante, porque tiene la posibilidad de gestionar su tiempo, de ser jefe de si mismo, de. O poner un límite a sus ingresos, ya que dependerán de su trabajo, oferta y relación con el mercado.

Una sociedad o empresa se puede configurar como Anónima o Limitada, dependiendo del deseo que se tiene de aceptar socios diversos y anónimos en algunos casos, o restringir y limitar los socios a conocidos y amigos. Cada tipo de sociedad ofrece sus propias ventajas en cuanto a la facilidad para recibir capital, poder negociarán las Acciones en la bolsa de valores, y poder mantener bajo control la dirección del negocio. Por ello, una sociedad limitada es más controlable y manejable, mientras que una sociedad anónima es más abierta permitiendo un crecimiento más rápido a cambio de perder el control.

La mayoría de los emprendimientos se constituyen bajo la filosofía de capital y participación de privados, porque las regulaciones y requisitos para constituirse en públicos o bajo el capital privado se encuentran más restringidas y reguladas. Una empresa privada la puede constituir cualquiera y en forma individual, el concurso de otras personas. Lo cual facilita el camino para convertirse en emprendedor. Más importante que las regulaciones y restricciones, se necesitan ideas creativas y personas emprendedoras, con deseo de generar empresa y con ganas de satisfacer necesidades en los clientes.

La forma natural de crear emprendimiento y formalizarlo es la unión de voluntades de profesionales que se complementan, que es definen unas reglas claras de juego, y sobre todo muestran transparencia y un deseo en conjunto de perseguir valores y objetivos similares. Muchas veces los negocios fracasan cuando los socios se dan cuenta que no existe identidad entre ellos mismos, que unos buscan el dinero y otros el mercado, que no se tienen confianza y la credibilidad se pierde, las peleas se incrementan y no encuentran caminos para la convivencia en paz.

Ser emprendedor exige tener principios y filosofías claras y consistentes, en donde la motivación se retroalimentación com cada cliente que se sirve, la alegría crece cuando llega un referido de un cliente actual, existe la consciencia de que se hace camino al andar pero que es fundamental tener un plan de trabajo y unos objetivos concretos. Se necesita el trabajo en equipo y unas estrategias innovadoras para ser competitivos y diferentes.

Foto por cortesía de ddpavumba/freedigitalphotos.net