6. Qué decir (y qué NO decir) en una entrevista

Qué decir (y qué NO decir) en una entrevista


Cuando nos entrevistamos para obtener un empleo, todos queremos -y debemos- poner de relieve lo mejor de nosotros, pero algunas veces podemos cometer algunos errores y decir demasiado. Aún si te sientes cómodo charlando con tu entrevistador, es mejor no decir ciertas cosas. De acuerdo a los expertos las siguientes son cosas que no deben decirse en una entrevista:

¿Cuál es el sueldo para este empleo? Algunas personas hacen esta pregunta incluso antes de que el entrevistador tenga oportunidad de hacer su primera pregunta y esto es un gran error. Algunas empresas tienen como regla general no discutir sueldos o prestaciones durante la primera entrevista. De cualquier forma siempre es mejor que esperes a que la compañía misma sea quien toque ese tema primero. En caso de que se te pregunte qué sueldo deseas, es mejor dar un rango de cantidades en lugar de un monto específico.


¿A qué se dedica esta compañía? Como lo hemos mencionado anteriormente, un candidato debe investigar la empresa, puesto y entrevistador con el que pretende trabajar. Investiga los suficiente sobre la empresa para ganar una ventaja considerable sobre los otros candidatos.

Nunca utilices frases o palabras vulgares o demasiado coloquiales (“slang”). Una entrevista no es una conversación casual con un amigo en una calle o un bar. Es una conversación forma que requiere el uso de un español propio y correcto. No se trata de si el entrevistador te entiende o no, si utilizas jerga callejera o vulgar estás faltando al respeto a tu entrevistador, no le estarás dando la seriedad apropiada a la entrevista. Esto simplemente minimizará tus posibilidades de ser contratado.

¿Cuáles serán los beneficios que obtendré en este puesto? (vacaciones, promociones, bonos, etc.) A los reclutadores y encargados de entrevistar candidatos les agradan las personas seguras de sí mismas, pero no las personas egoístas. En la primera entrevista que tienes con una compañía es importante que no pierdas de vista que el punto central de la misma es sobre lo que tú puedes hacer por ellos. Podría resultar una obviedad pero no está de más recordar que no eres tú quien les hace un favor al entrevistarte con ellos, así que es mejor que te reserves este tipo de preguntas hasta la segunda entrevista o bien hasta que tus empleadores toquen el tema.

No utilices lenguaje que denigre a los demás. No te refieras a personas de otro género, orientación sexual, nacionalidad, etnia, raza, o cualquier otra diversidad con palabras que los denigren o discriminen. Nunca.


No hables mal de ninguno de tus empleadores pasados. Criticar o hablar mal de un jefe anterior le hace saber al entrevistador que tú harás lo mismo si dejas su compañía. En caso de que se te haga la pregunta específica sobre uno de ellos, explica la razón por la que finalizó la relación de trabajo pero recalca que todo fue en los mejores términos.

Ahora bien, estos son unos consejos esenciales sobre qué cosas sí deben decirse:

Consejo 1. La confianza es clave. La idea es: Si tú no crees que eres los suficientemente bueno para el trabajo, ¿por qué habría de creerlo tu posible empleador? No tienes que ser arrogante, sólo demuéstrale al entrevistador que tú eres el candidato más capaz y confiable expresándolo con expresión verbal, lenguaje corporal y hechos concretos.

Consejo 2. Haz preguntas Cuando en una entrevista dices no tener ninguna pregunta lo que demuestras es una falta de interés en la compañía y en la entrevista misma, en tal caso difícilmente serás contratado.  La forma más acertada de llevar una entrevista es convertirla en una conversación y no dejar que sólo una persona sea la que hable.

Cuando realices el ensayo de preguntas y respuestas asegúrate de que estás prestando atención a todo lo que debe y no decirse en la entrevista.

1 comment for “6. Qué decir (y qué NO decir) en una entrevista

Comments are closed.