Workshifting: el camino hacia la movilidad

 


Por Juan Pablo Jimenez, Vicepresidente para Latinoamérica & Caribe de Citrix.

En la última década hemos sido testigos del aumento en el número de personas con acceso a internet de alta velocidad, así como de un considerable incremento en la movilidad personal. En este contexto, las organizaciones están decididas a crear una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo, aumentar la atracción y retención de los empleados, reducir los costos comerciales y de TI, y mejorar el soporte para una fuerza laboral cada vez más remota y móvil. Estas tendencias tecnológicas y los beneficios resultantes de las mismas son catalizadores para redefinir el lugar de trabajo tradicional.

A medida que cambia la percepción del trabajo, las organizaciones reconocen que brindar a la gente la capacidad de trabajar desde cualquier parte y en cualquier momento es un beneficio para todos. Esto es posible gracias a la implementación de la estrategia de “workshifting” (trabajo por turnos rotativos). El objetivo de esta modalidad de trabajo es brindar a los empleados la posibilidad de elegir el momento, lugar y dispositivo ideales para su trabajo. La adopción del workshifting está transformando la forma en la que operan las organizaciones modernas. De hecho, ya no es una aspiración para algunos, sino un requisito.

El workshifting beneficia a la gente y a las organizaciones de igual manera. ¿Pero cómo?

  • Desarticula el “lugar” de trabajo. Un impulsor clave fue la reducción de los costos comerciales y la capacidad de aprovechar el espacio de trabajo de un modo más inteligente. Al separar el espacio de trabajo físico del espacio de trabajo lógico, los equipos de instalaciones y organizaciones de TI pueden lograr la mejor combinación para ahorrar costos, aumentar la productividad de empleados y el compromiso con las necesidades únicas de su organización.
  • Con las estrategias de lugares de trabajo alternativos se eliminan las restricciones al espacio de trabajo tradicional, centrado en la oficina.
  • Cuando se complementa con servicios de colaboración tales como encuentros en línea y compartición de archivos, la productividad de la fuerza laboral aumenta aún más.
  • La seguridad mejorada es la piedra fundamental de una infraestructura de virtualización de escritorios.
  •  La elegibilidad para el workshifting puede variar según el rol del trabajo y el rendimiento individual.
  • Al eliminar las restricciones geográficas y permitir trabajo desde cualquier ubicación, se pueden  atraer los mejores talentos y ampliar el grupo laboral integrando completamente en las operaciones de una compañía.
  • El Workshifting puede mejorar en forma considerable el equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Esto aumentara los índices de retención y satisfacción de empleados, al permitir a la gente trabajar cuando les resulta más conveniente.
  • El Workshifting puede ofrecer a terceros, desde contratistas a socios tercerizados, un acceso selectivo y seguro a los datos y aplicaciones. Esto facilita la integración en la organización.

La virtualización de escritorios, reuniones en línea, compartición de archivos y colaboración pueden ofrecer a las organizaciones las bases sobre las cuales construir estrategias de Workshifting. Los estilos de trabajo móviles implican que las personas pueden trabajar en momentos y ubicaciones óptimos, y con el dispositivo más apropiado. Esto mejora la productividad y la capacidad de equilibrar necesidades de la vida laboral. Las organizaciones ahora tienen las herramientas para ser más productivas, ágiles y flexibles, logrando como resultado la atracción y retención de una fuerza laboral rentable, comprometida y altamente capacitada.

vía Trabajo: el camino hacia la movilidad | AméricaEconomía – El sitio de los negocios globales de América Latina.