Lograr una entrevista mediante el CV

Lograr una entrevista mediante el CV = > El éxito mediante el CV


Como casi todo en la vida los CV han vivido todo tipo de etapas y cada etapa de ellas ha precisado de un estilo determinado de CV u otro. Ha habido épocas donde el estilo de CV predominante era aquel que exponía con profusión todos y cada uno de los aspectos académicos, profesionales, y en algunos aspectos personales de los candidatos a buscar empleo.

Cómo enfrentar con éxito una entrevista de trabajo

Cómo enfrentar con éxito una entrevista de trabajo

Por el contrario, también ha habido momentos donde se precisa de todo lo contrario, de CV esquemático que reflejen lo más esencial de cada carrera, ¿en qué momento nos encontramos? ¿Qué es realmente aquello vital que debe incorporar un CV?

Tendencia al minimalismo

En la actualidad, nos encontramos en un momento donde precisamente el modelo de CV que prima y que gusta a los reclutadores no es el CV más extenso. No es precisamente el CV más denso, con más datos y con una lista interminable de empresas en las que hemos trabajado, formación realizada, cursos secundarios y aficiones personales, el que mejor nos ayudará a buscar empleo. Al contrario, incluso un CV excesivamente largo exponiendo nuestro “gran bagaje cuantitativo” puede resultarnos contraproducente para lograr una entrevista.

Y ello es así porque en el mundo actual ya no se necesita tanto demostrar que se tiene formación o experiencia, sino que lo que se requiere es saber demostrar (y por ello plasmar en el CV para buscar empleo entre los potenciales reclutadores) lo que se es capaz de hacer con la formación y la experiencia que poseemos.

En la actualidad, la formación se presupone y la experiencia se va adquiriendo, pero la pregunta clave que cualquier reclutador quiere conocer es la siguiente: ¿qué resultados puede aportarme este candidato?

Al reclutador, mayoritariamente, poco le importará si tenemos uno o cinco doctorados, poco le preocupará para cuántas compañías hayamos trabajado, le importará lo que sabemos hacer y lo que somos capaces de aportar.

Ello no significa que no se deba mencionar los estudios, la formación que se tiene, ni que no se deba mencionar la experiencia profesional que se posee, así como algunos detalles personales que inviten a conocernos. Pues se debe mencionar, y es importante pero ya no es decisorio, ni principal. No debe ser exhaustivo, debe de ser esquemático.

Lo esencial para lograr una entrevista

La pregunta clave que debe responder un CV es entonces, ¿qué resultados soy capaz de resolver? y para ello deberemos plantearlo de una forma bien simple, ¿qué retos he asumido y qué resultados se han desprendido de ellos? Dicho de otro modo y para que pueda resultar más fácil de plasmar en un CV para buscar empleo: ¿Qué hice?, ¿Cómo lo hice? y de todo ello que hice y como lo hice, ¿cuáles son los resultados que he obtenido?

Plasmar todo ello en un CV es más fácil de lo que parece, una vez más no se trata tampoco de plasmar en el mismo una análisis denso de todo lo logrado, al contrario, la extensión tampoco es positiva a los ojos de los reclutadores actuales, de lo que se trata es de darle un enfoque que antaño no se le daba, de lo que se trata es de enfocarlo distinto: en el pasado el CV mostraba lo que se había hecho, hoy debe mostrar lo que logré con lo que hice, pues no importa lo que se hizo sino lo que logró con lo realizado.