Lenguaje corporal verbal y no verbal

Lenguaje corporal Para una entrevista laboral


Saberse expresar claramente, de una forma adecuada y con todos los matices y factores de un buen comunicador es imprescindible para cualquier persona, también para quien desea acudir a una entrevista de empleo y afrontar la misma frente a su entrevistador. Todo ello es imprescindible, pero un grave error cometerá quien pueda pensar que una adecuada expresión y comunicación se da sólo con la palabra, pues el saberse expresar adecuadamente va mucho más allá de la misma y alcanza todo el lenguaje corporal, tanto el verbal como el no verbal, pudiendo ser esta la diferencia entre obtener el credito para tu emprendimiento o no.

La expresión es mucho más que la palabra

Lenguaje corporal

Lenguaje corporal euna entrevista

Ser un buen orador, ser educado, saber estructurar bien las frases, ser ágil en las respuestas y una infinidad de habilidades más son requeridas para interactuar en público, pero como se decía todo ello ni se refleja sólo con la palabra, ni los requisitos terminan en la palabra, pues de todo ello hay parte en todo el cuerpo y todo nuestro cuerpo comunica con el entorno.

Utilizar el lenguaje corporal no verbal adecuadamente ya no es tan sólo una potente herramienta para comunicarnos con nuestro entorno de una forma efectiva, sino que es una forma en la que incluso si sabemos acompañar nuestro lenguaje no verbal con el lenguaje verbal podemos llegar a potenciar y dar más valor a este último.

El lenguaje corporal en una entrevista laboral

Si todo lo relacionado con el lenguaje corporal no verbal lo trasladamos al mundo de la entrevista laboral, tratese de empleo o pedido de un prestamo o financiamiento o constituir una sociedad,  ante un entrevistador vemos que éste se torna en indispensable, pues el interlocutor mientras nos esté evaluando no tan sólo nos evaluará (consciente, e incluso inconscientemente) por lo que decimos, sino por lo que transmitimos en todo nuestro conjunto, y en eso el lenguaje corporal tiene mucho que ver.

Atención que hablar de lenguaje corporal no verbal no significa ser más o menos agraciado físicamente, ni de vestir de una u otra forma (si bien en este último caso también nos podríamos referir a una fórmula de comunicación no verbal, pero no estaríamos hablando del lenguaje corporal en sí mismo. Hablar del lenguaje corporal no verbal, es hacerlo de aquel conjunto de movimientos, de gestos que ayudan a construir y transmiten una imagen y unos determinados inputs de nosotros.


Así, por ejemplo, sí durante una entrevista de laboral entrelazamos los dedos daremos una imagen de autoridad, mientras que si jugamos de forma constante con nuestro cabello estaremos transmitiendo inseguridad. Del mismo modo si por ejemplo durante la entrevista mantenemos los brazos cruzados más o menos a la altura del pecho estaremos transmitiendo una actitud defensiva, mientras que si por ejemplo mientras nuestro colocutor nos dirige unas palabras inclinamos ligeramente la cabeza trasmitiremos que mostramos interés.

Todo lo anterior son tan sólo algunos de los ejemplos que se pueden poner de gestos, movimientos y posiciones que determinan un determinado lenguaje corporal. Debiendo ser conscientes que un adecuado conocimiento, y sobre todo control del mismo, nos sitúa siempre en una posición ventajosa dante cualquier entrevista y ante cualquier situación.

 

“Imagen por cortesía de Boians Cho Joo Young / freedigitalphotos.net”