La Fórmula de los CV efectivos

La Fórmula de los cv efectivos o como tener éxito con tu cv

Los CV que incluyen información académica desde la escuela primaria: seamos realistas, no es una parte de la educación que sea tan profundamente determinante como a qué universidad asistió el solicitante.

 


He trabajado durante los últimos 12 años en el ámbito de la publicidad. Llegado un cierto momento, me dieron la oportunidad de comenzar a conjuntar un equipo de trabajo que yo misma eligiera, y eso me enfrentó al temido mundo del reclutamiento.

Puede que a la gente le cueste trabajo creer que al igual que los entrevistados se sienten nerviosos al solicitar un empleo, también los entrevistadores se encuentran bajo presión, porque contratar a la persona que no es apta para el empleo solo por carecer de las herramientas adecuadas para la selección implicará que se invierta tiempo, dinero y esfuerzo en alguien que no le será provechoso a la empresa.

Por eso es que las personas que estamos del lado del contratante somos tan meticulosos (no es para hacerle la vida imposible a los solicitantes) y uno de los primeros filtros que nos ayudan (o entorpecen) en el proceso de selección es el CV.

Los cv efectivos ¿cómo son?

Los cv efectivos ¿cómo son?

Los solicitantes tienen que tener mucho cuidado con cómo se presentan y qué incluyen en su currículum. En ocasiones es evidente la gente no sabe de qué manera hacer que su CV parezca más interesante, por lo tanto recurren a elementos que, lejos de ayudarles, hacen que su historial parezca barato.

Personalmente, por ejemplo, a mí no me gusta que los solicitantes se presenten con CV que incluyen su información académica desde la escuela primaria: seamos realistas, no es una parte de la educación que sea tan profundamente determinante como a qué universidad asistió el solicitante, y si incluye esa información irremediablemente me da esta idea de que, como no tiene con qué más ‘llenar’ el espacio de una hoja, me cuenta que asistió al kindergarten Bambi con la maestra Marisa, lo cual, para fines de su contratación, a mí no me sirve de nada.

¿Otro ejemplo? Juro que en alguna ocasión llegó hasta mí un currículum en el cual el solicitante había puesto que podía hablar 3% de inglés. Pero, ¿cómo era eso posible? ¿será que la persona podía decir diez palabras en inglés y por alguna razón extraña consideró que eso era un 3%? En todo caso, ¿qué valor le agregaba eso como profesional? ¿por qué mejor no dejar ese dato fuera en lugar de tratar de meterlo con calzador a su documento?

Los CVs que más aprecio y que más tomo en cuenta son aquellos que siguen la fórmula RETO + ACCIÓN = RESULTADO. Esto me sirve mucho incluso para evaluar a gente que parece no tener demasiada experiencia en el papel, pues aunque hubieran pasado solo seis meses en un empleo, si veo los resultados que tuvieron, puedo darme cuenta si vale la pena darles una oportunidad o no.

RETO + ACCIÓN = RESULTADO significa que el solicitante le explique al entrevistar qué es lo que ha hecho y cómo es que lo ha logrado, para alcanzar los resultados dentro de su puesto.

 

Este tipo de información puede llegar a ser mucho más apreciada que un montón de datos sin sentido que no le hablan al empleador acerca de la personalidad o de la capacidad del empleado potencial: es vital que se resalten los logros alcanzados a lo largo de la experiencia profesional, ya que eso refleja a los solicitantes como personas de acción que valen la pena en la práctica, más que joyas en la teoría, en quien llegar a confiar puede ser un riesgo.