La entrevista: “Trabajos en negro o empresas familiares” ¿Qué impacto generan?

 


Existen muchos tabúes y misterios alrededor de las entrevistas de trabajo, muchos de estos fantasmas generados por nosotros mismos. Nos preguntamos cómo debemos responder cuando nos pregunten sobre los defectos, cuál debe ser la mejor manera de decir que no nos gustó una determinada materia del colegio o de la universidad, cómo decir que no nos gusta que nos traten mal y con frases agresivas, y si conviene decir que trabajé en negro o sin contrato de trabajo, o que en algún período realicé alguna actividad para la empresa familiar.

Cuanto más enredes las respuestas y compliques las explicaciones, peor te irá en la entrevista, no porqué la respuesta sea incorrecta, sino debido a la actitud e inseguridad que transmites. Recuerda que en una entrevista, el principal objetivo es que impactes como persona y profesional, agrades y caigas bien al entrevistador, que al fin y al cabo, te guste o no, es un filtro importante dentro del proceso de selección. Las respuestas son lo de menos, pero el impacto que generes tiene una trascendencia especial.

Cómo lograr un impacto positivo en la entrevista de trabajo:

  • Siendo tu mismo y no intentando mostrar una personalidad diferente.
  • Siendo genuino, emocional, seguro, confiable, fluido, empático.
  • Con generosidad al hablar, siendo prudente, escuchando atentamente lo que te preguntan, justo en la respuesta, claro y directo.
  • Tomando unos segundos antes de hablar, para reflexionar la respuesta, ordenar el pensamiento, y ser coherente con lo que sientes al respecto.
  • Diciendo no a lo que te disgusta, no aceptando irrespetos, con delicadeza pero firmeza.
  • Hablando de lo que eres, te gusta y disgusta, buscas y esperas de un puesto de trabajo, con identidad y conocimiento de ti mismo.
  • No debes buscar agradar a la contraparte sino ser gentil y expresivo, seguro y líder de ti mismo.

De acuerdo con lo anterior, no importa si mencionas que trabajaste en una empresa familiar o en una empresa en negro, porque el decirlo o no dependerá del giro de la entrevista, si te lo preguntan directamente, si te sirve de argumento para reforzar o destacar alguna idea que deseas comentar, si te sirvió de algo la experiencia y si es útil para mostrar alguna habilidad o destreza aprendida.

Lo importante no es si trabajaste en una u otra empresa, si duraste 1 o 2 años, o el título del cargo que desempeñaste, porque lo que importa es la experiencia real obtenida, los conocimientos aprendidos, los logros alcanzados, los problemas que se superaron y resolvieron, la forma en que te permitieron ser una mejor persona y profesional.

Así como ya no vale hablar de las características de los productos para venderlos a los clientes, sino de las soluciones y beneficios, de las necesidades que satisfacen en los consumidores. En una entrevista de trabajo no vale hablar de las características de los trabajos, sino de los aportes recibidos y entregados, el valor que le añadiste al cargo y a la empresa, la huella que dejaste en la organización, lo relevante, el impacto, el mejoramiento que obtuviste.