¿Incubadoras de negocios?

Incubadoras de negocios: ¿Para qué , para quién, por qué?




Quien se esté planteando emprender de buen seguro que le asaltan mil y una dudas de cómo hacerlo, mil y una preguntas le vienen a la cabeza que debe resolver. Muchas de ellas tienen relación con la idea misma, otras con la burocracia del negocio a emprender y muchas otras con la estructura misma desde la que parte este negocio. En este artículo queremos referirnos concretamente a éste último aspecto, y más específicamente a las incubadoras de negocio como estructura ideal inicial para muchos emprendedores.

 Una buena semilla, un buen sustrato para la misma

Cualquier negocio, cualquier gran corporación, empieza por una pequeña idea, a veces absurda, a veces insignificante, a veces esperada y a veces sorprendente, pero sea como sea todo empieza por una idea, pero por contra de lo que pueda parecer, y de lo que en muchas ocasiones parezca transmitirse, la idea no lo es todo.

Incubadoras de negocios

Incubadoras de negocios

Disponer de la idea es clave para emprender cualquier negocio, pero de nada sirve tener una muy buena idea si luego con ella no se tiene la capacidad de emprender, de ser realmente emprendedores y de darle forma y futuro a esa idea. Muchas ideas son las que pudiendo ser muy buenas mueren en un cajón por la incapacidad de gestionarlas o de desarrollarlas, y ahí es donde entran las figuras de las incubadoras de negocios.

Las incubadoras de negocios no son nada más que unas herramientas que se ponen a disposición de los emprendedores para que esa idea que un día se tuvo, para que esa semilla que es la idea, germine y sea capaz de convertirse en una planta, es decir, en un negocio exitoso y fuerte.

 Servicios y tipos de incubadoras de negocios

Se ha dicho que las incubadoras de negocios son herramientas al alcance de los emprendedores para que estos hagan emprender y funcionar una idea de negocio que hayan tenido, pero ¿en qué consisten estas herramientas?

Una incubadora de negocios como se decía vendría a ser como el sustrato donde debe germinar la semilla (la idea). Dicho de otro modo, las incubadoras de negocios aportan a los emprendedores facilidades burocráticas, profesionales expertos en ayudarles en la viabilidad del plan de negocio, espacios físicos a menor coste que del mercado en general donde empezar la actividad, supervisión y ayuda en muchas de las actividades diarias, todo ello con el fin de que esos emprendedores logren emprender, y con el fin de evitar que sin esas incubadoras de negocio, esos negocios por múltiples motivos sean incapaces de desarrollarse.

De incubadoras de negocios para emprendedores existen muchas y variadas, especializadas en uno u otro tipo de negocios, de titularidad pública o de titularidad privada, incluso de colaboración mixta público-privada o vinculada a instituciones universitarias que aprovechan todo el potencial de I+D de la misma universidad para en su seno incubar sus negocios. De incubadoras de negocios para emprendedores como se decía hay muchas, pero de objetivo uno sólo: ayudar al emprendedor a emprender y a que su idea no se quede sólo en una buena idea, sino que se convierta en algo real y con rentabilidad comercial.

 

“Imagen por cortesía de nokhoog_buchachon/  freedigitalphotos.net