¿Has oído hablar de los ingresos pasivos?

Si sabes lo que son los ingresos pasivos seguramente te has preguntado alguna vez cómo podrías ponerlo en marcha personalmente. Por otro lado, si aún no sabes de qué se trata esta forma de ganar dinero puedes estar atento para aprenderlo, despertará tu curiosidad.
Los ingresos pasivos son una forma de ganar dinero en la cual el emprendedor hace un esfuerzo inicial, ya sea de trabajo, ideas, tiempo o económica. Posteriormente esa inversión va dando frutos para generar beneficios sin necesidad de seguir trabajando en ella. ¿Quieres saber más acerca de esto?

Conoce mejor los ingresos pasivos con algunos ejemplos

Si te preguntas cómo conseguir esta generación de ingresos que crece sin inversión de tiempo y esfuerzo constante te interesarán las siguientes ideas para obtener ingresos pasivos.

1. Crea contenidos interesantes y véndelos. Esto se puede conseguir de muy diversas formas. Ya sea a través de un e-book o mediante la creación de un curso online, si tienes conocimientos de alguna disciplina que pueda resultar interesante a algún sector de población, entonces tienes la materia prima necesaria para obtener ingresos pasivos. Existen diversas plataformas a través de las cuales puedes poner a la venta tu libro electrónico y en las que podrás colgar un curso específico para que los usuarios lo compren. Un poco de investigación en Internet te llevará a los sitios indicados en pocos minutos.

2. Apuesta por el modelo de dropshipping. Este recurso es muy interesante y se está convirtiendo en una de las fórmulas más utilizadas para los comercios de venta exclusiva online. Se trata de la apertura de una tienda en Internet en la que se puede ofrecer una amplia diversidad de productos de distintas categorías y no es necesario contar con un espacio de almacenaje. Los productos son enviados al comprador directamente desde el almacén de la fábrica o la distribuidora. Este método también te ahorrará el trabajo relativo al inventariado y mantenimiento de los productos.

3. Cobrar por publicaciones patrocinadas en redes sociales. Esto no es sencillo de conseguir porque es necesario tener una cuenta con una gran cantidad de seguidores, pero, si eres capaz de lograr este éxito y mucha gente se interesa por tus contenidos, entonces tienes una amplia ventana de mercado porque también las marcas se interesarán porque menciones sus artículos a cambio de dinero.

4. Crear un blog es otra forma de aprovechar el conocimiento para crear contenidos interesantes que acaben generando ingresos. La inversión de tiempo y esfuerzo en este caso es considerable porque lleva mucho trabajo conseguir que un blog tenga el éxito suficiente para poder monetizarlo. No obstante, se trata de una de las formas más tradicionales de conseguir ingresos pasivos en Internet.

5. Pon en marcha una tienda online de impresión de productos. La personalización de diversos tipos de productos que pueden ir desde camisetas a tazas y artículos de oficina, suele ser una fuente segura de ingresos. Esto es así porque es un producto diverso y barato que interesa a empresas para generar merchandising pero también es atractivo para particulares que desean hacer sus propios diseños. Si tienes esa capacidad o puedes asociarte con alguien que la tenga es recomendable que ofrezcas en tu tienda diseños propios que creen una imagen de marca y generen ingresos de mayor volumen atrayendo también a un público que no tiene su propia idea para imprimir.

6. Aprovecha tus conocimientos de informática. Si sabes programar puedes hacer el diseño de páginas web y crear plantillas de fácil reproducción para venderlas. En este mismo sentido, la creación de una app para móviles es una de las formas de generar ingresos pasivos que más auge está viviendo en los últimos años. Se trata de una inversión inicial de trabajo y la generación de una idea que, una vez puesta a la venta, ya no requerirá más trabajo y, de tener éxito, puede ser una más que interesante fuente de dinero.

7. Aprovecha tus propiedades. Si tienes dinero suficiente para invertir o cuentas con propiedades inmobiliarias de diversa índole puedes sacarles un rendimiento. Un local o una vivienda puestos en alquiler son dos elementos esenciales que siempre se han utilizado como ingresos pasivos.


Aprovecha al máximo tus ideas

En base a todo lo mencionado con anterioridad, se puede concluir que los ingresos pasivos no son sinónimo de sentarse a esperar que el dinero llegue sin más. Como toda forma honrada de ganar dinero, los ingresos pasivos también requieren un esfuerzo o algún tipo de inversión previa. La diferencia respecto de los ingresos activos radica en que no es necesario realizar un esfuerzo constante y continuado que se prolonga en el tiempo a cambio de un sueldo determinado que difícilmente aumentará. En el caso de los ingresos pasivos la inversión inicial es el detonante para una entrada de dinero posterior que se mantiene y crece sin nuevo esfuerzo.

Imagen por cortesía de Jessica Williams

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.