Éxito o Fracaso: Señales en la entrevista de trabajo. PARTE I

PARTE I Éxito o Fracaso: Señales en la entrevista de trabajo


Cuando estamos siendo entrevistados por un Profesional de los Recursos Humanos debemos ser concientes de lo que hacemos porque en la entrevista los movimientos y el vocabulario serán analizados y algunas señales que utilizarás pueden darte el trabajo como también negártelo.

Este artículo se enfocará en ver los movimientos que a veces hacemos sin percatarnos y que podrían jugarnos en contra a la hora de la entrevista de trabajo



Lo que la gente siempre aconseja a las personas cuando se presentan a la entrevista de trabajo es principalmente actuar con mucha seguridad para causar una buena impresión. El problema es que las personas siempre se enfocan en que el candidato sea más seguro de sí mismo, cuando en realidad hay dos tipos de personas en las que hay que enfocarse: los entrevistados con  poca seguridad y aquellos que poseen excesiva.
Por lo general los profesionales en Recursos Humanos generan situaciones muy variadas para insentivar que los candidatos saquen lo mejor o peor de ellos, por lo tanto debemos estar preparado para situaciones estresantes.

Siempre recuerda que eres el dueño de tu cuerpo, y por esta razón eres quien tiene el poder de controlarlo y prosperar en la vida.

¿Qué ocurre cuando una persona tiene poca experiencia, está nervioso y tiene poca seguridad?

Muchas personas tienen problemas para comunicarse en situaciones formales donde su personalidad y habilidades son lo que los llevarán a conseguir un futuro empleo.
Frecuentemente lo que los delata no es el vocabulario usado, sino que el lenguaje corporal.

  • Muchos comienzan mal, cuando son llamados a la entrevista, los postulantes se levantan mirando hacia el suelo y arrastrando sus pies. Esto representa que no están seguros de sí mismo y que quizás están cansados o no lo suficientemente motivados. Sí este es tu caso, debes levantarte mirando de frente, fijar tus ojos directamente en los del entrevistador de forma acertiva sin ser agresivo  y mantenerlos ahí todo el tiempo mientras hablen (sin ser excesivo).
  • Una parte muy relevante es cuando se estrechan las manos, es el único momento cuando tendrás contacto físico con el entrevistador, asegúrate de mantener contacto visual y tomar sus mano con suavidad y firmeza por alrededor de 3-4 segundos o lo que tarden en presentarse. Para un Profesional de los RRHH esta es una de las partes más importantes de la entrevista.
  • La mirada: Esto puede resultar difícil si se tiene poca confianza propia, sin embargo, esto dirá mucho sobre ti; puedes practicar esto con tus amigos, familia, padres o hasta un profesor si estás estudiando. Pregúntales si pueden actuar como si fuesen un entrevistador y tú el postulante, diles que te hagan preguntas respondiendo siempre mirándoles directamente a los ojos ya que es una de las partes más difíciles de dominar. No lo hagas un par de veces, hazlo hasta que te sientas cansado de tanto practicar, hasta que lo tengas totalmente controlado y sientas que puedes acudir a cualquier entrevista de forma exitosa.

Después de esto vendrá la entrevista de trabajo

Supera la entrevista de trabajo con los consejos de nuestro coach.

Supera la entrevista de trabajo con los consejos de nuestro coach.

Presta atención de cómo mueves tu cuerpo.

  • Mientras el entrevistador te está hablando no mires hacia abajo; esto sugiere que no te interesa el tema en cuestión, así que mantén tu cabeza dirigida en el entrevistador y asiente cuando sientas que dice algo importante o que tú estás de acuerdo.
  • Mantén tus manos abiertas, no juegues con tus dedos o piernas, y no te balancees en la silla; logrando esto mostrarás tranquilidad y concentración.
  • Es muy importante que cuando el entrevistador haga preguntas profundas mantengas contacto visual. Evita pestañar demasiado o mirar hacia los costados, esto es muy importante porque los ojos suelen reflejar cuan honesta una persona es, y no queremos que el entrevistador piense que mientes o piensas demasiado las cosas.
  • Si la pregunta es demasiado complicada o te pones muy nervioso, no masques las uñas o juegues con tu pelo; esto manifiesta que existe ansiedad en el candidato y te puede incluso hacer sentir peor.
  • Si estás en una reunión grupal, mantén tu concentración en la persona con quien hablas y mira a los otros candidatos cada cierto tiempo.




Estas son cosas que pueden ser difíciles de conseguir rápidamente. Así que practica todo lo que puedas, en tu habitación, grabándote, revisando tus errores y corrigiéndolos. Confía en ti sabiendo que puedes lograr cualquier cosa que necesites.

Nunca creas que no eres lo suficientemente bueno para dar una entrevista. Un entrevistador busca en un postulante características especiales y diferenciadoras . Es verdad que es importante mantenerse seguro y determinado en una entrevista laboral, pero no por hablar excesivamente o tener exceso de personalidad la contratación estará garantizada.

Si tienes las capacidades para realizar el trabajo, demuestralo durante la entrevista de trabajo.

Los obstáculos de personalidad pueden ser superados, el miedo puede ser dejado atrás y tú como persona y trabajador debes tener siempre presente que eres único y valioso por lo que una entrevista es un paso más a dar.
Mantente positivo, si no obtienes el trabajo, sigue adelante y aprende de tus experiencias, todo sirve para ir ganando valor e ir superándote en los aspectos que estés fallando.