En buena hora: Llevarlo adelante

En buena hora: El momento de llevarlo adelante ha llegado

Ya tienes la idea, tu plan de negocio, la estructura administrativa y comercial básica, el capital de trabajo para iniciar el proyecto. Es el momento de iniciar el emprendimiento y llevarlo adelante. ¿Qué esperas? Tomar la decisión y actuar es tal vez la cualidad más importante del emprendedor.

Lo que distingue al estrategia del ejecutor, a la persona que se orienta a planificar del que se orienta a los resultados. Como emprendedor debes ser los dos, pero ya cumpliste tu parte de planificación y es la hora de emprender, ejecutar, decidir, actuar, salir a buscar tus logros.
 
Para llevar adelante tu emprendimiento debes hacer un evento de lanzamiento. En dónde des a conocer tu mensaje, producto y servicio, ventajas y diferenciadores. Allí deberán asistir la gente que te ha acompañado en el desarrollo del proyecto, colaboradores, proveedores, socios, amigos, familiares, por supuesto clientes, con los cuales inicias la aventura.

Video tutorial

Video tutorial

Hay que fijar la hora cero de salir al mercado con tu negocio, tal vez hacer un poco de relaciones públicas para que te mencionen en los diarios y la radio, una pequeña campaña de publicidad, volantes y afiches, es decir hacer el suficiente ruido para hacerte notar. Sin duda deberás hacer una campaña promocional de tus productos y servicios para incentivar el inicio.

 Como líder emprendedor deberás tener una guía de seguimiento de los aspectos de tu negocio que son sideral más importantes, como la llegada de visitantes a tus tiendas físicas y virtuales, la percepción inicial de los clientes y prospectos, la satisfacción con el producto, que funcione la operación de venta y distribución, que la tecnología fluya, que la gestión del negocio se realice. Habrá que hacer algunas correcciones, pero detectadas a tiempo, serán parte del trabajo.

 Es el momento de salir con todo al mercado a gritar a los cuatro vientos que nace una nueva propuesta de negocio, que es conveniente y que se invita a todos a degustar la y disfrutarla. Tu estado de ánimo debe estar dispuesto para que el entorno perciba optimismo y contundencia, los colaboradores se contagien, los clientes sientan la confianza de acercarse, los socios sigan confiando en tu proyecto.

 Ya existió tiempo de pensar y discutir, analizar y reflexionar, pero ya llegó el momento de tomar decisiones y demostrar que toda esa planeación tenía un camino claro y expedito para prestar servicio.

 Llevar adelante tu idea de negocio, significa culminar la primera fase del proyecto, consistente en salir a ofrecer y prestar el servicio para el cual fue concebido. Es el momento de la verdad y debes sentirte orgulloso de ello. Fuiste participe del desarrollo y nadie más que tú, conoces los secretos del éxito.
Con el lanzamiento del producto no se acaban las actividades de mejoramiento, las cuales son continuas y permanentes, pero no puedes quedarte con el perfeccionismo y evitar salir a la luz del mercado con tu servicio. Ya es la hora, ya estás preparado, cuentas con el equipo y recursos, visionas que los clientes te van a amar, y los competidores te van a ver fuerte y diferente. Es buena hora para salir al mundo a mostrar tu talante y el servicio que ofreces.

 Las bibliotecas están llenas de tesis y buenas ideas, pero los emprendedores exitosos lo han sido porque han sabido poner en práctica y funcionamiento la ideas. Tal vez no eran las mejores en su momento pero ahora lo son porque están funcionando. De nada sirve la literatura y buenas ideas, a menos que salgas al mercado a demostrarlos. Es el momento y ni un paso atrás.