¡Cuidado con el perfil de Linkedin!

La información errónea o cambiada en el perfil de Linkedin podría provocar tu despido


Linkedin es actualmente una de las herramientas más poderosas para hacer networking en el ámbito laboral y profesional. Aquí podrás concretar ofertas laborales y encontrar novedades de utilidad para obtener oportunidades en el mundo laboral. El problema es que a pesar de ser una herramienta amiga, una modificación en un simple dato podría costarte el trabajo.

El perfil de Linkedin es un elemento público, por ende, toda tu información podría estar disponible para terceros. Dentro de estos pueden estar tus amigos, colegas e incluso tus superiores y tú empleador “¿Cuál es el problema?” Te preguntarás. El problema es que si tu empleador ingresa a tu perfil y ve algo que no le parece pertinente podría incluso pedirte la renuncia.

Sí, puede sonar un tanto descabellado, sin embargo, en el año 2012, un trabajador llamado John Flexman, fue despedido de su trabajo en BG Group Plc. por tener marcada una casilla que mencionaba que él buscaba oportunidades profesionales y tener contenido “negativo” publicado. Tras un proceso polémico, Flexman salió igualmente de la empresa. La respuesta que le dio la empresa fue de que él había hecho mal uso de las redes sociales y que estaba “violando la política nueva de la empresa”.

Logo de LinkedIn

Logo de LinkedIn

Entonces, antes de tener que pasar por una situación tan innecesaria como aquella, podemos tomar algunas medidas preventivas para no ser despedidos por una publicación en Linkedin. Por ningún motivo retires tu perfil de Linkedin de la web. Es un sitio extremadamente útil y te servirá en el futuro. Así que esa idea, descártala.
Lo que debes hacer es investigar y encontrar si es que existe una política relacionada con las redes sociales que te pueda prohibir ciertas cosas en la web relacionadas con el trabajo.
Luego, asegúrate de tener la información adecuada en tu perfil. Para esto hemos hecho una lista con 10 cosas que jamás debes hacer en tu perfil de Linkedin estando contratado.

En Linkedin jamás debes:

    1. Hablar mal de tus empleos anteriores o actual
    2. Poner información distinta a la que entregaste en el currículum a la empresa
    3. Incluir información personal de tu compañía (estadísticas, informes, etc.)
    4. Marcar la casilla de “Oportunidades Profesionales”
    5. Dar referencias a otros si estas están prohibidas por las políticas de la empresa
    6. Poner una descripción personal alejada de lo que propusiste en tu trabajo (Un ejemplo bastante aleatorio y extremo: “Odio las matemáticas”, mientras estás trabajando en un banco, o uno más realista: “me gustaría trabajar para una empresa importante algún día”, desprestigiando así a tu empresa actual)
    7. Ser incoherente con las fechas que publicas
    8. No hagas publicaciones que digan que estás buscando un nuevo empleo
    9. Presentar una imagen no-profesional (Linkedin es una página laboral, siempre debes mantener tu imagen, no hacerlo, podría molestar a tu empleador)
    10. Omitir contenido de tu historia profesional que tus jefes puedan tener de ti

    A veces es muy fácil cometer errores, de hecho, algunas de estas cosas no son vistas como errores pues pueden parecer injustas. Sin embargo, no somos dueños del sistema laboral y por tanto, antes de ser despedidos, es mejor adelantarse a las situaciones y evitar consecuencias desagradables.