¿Cuando cambiar de empleo?


08 de junio de 2012  Por: Ivonne Vargas Hernández

¿Cuántos años debes estar en una empresa? No hay un tiempo estimado. Antes se pensaba que lo mejor era permanecer 30 años en promedio en el caso de los baby boomers, es decir las personas entre 48 y 66 años. Hoy, un profesional tendrá entre 8 y 12 trabajos en 40 años, calculan Steve Pogorzelski y Jesse Harriot en su libro Finding Keepers.

Los empleados miran a otros horizontes por diferentes motivos, uno de ellos es sentir ‘desigualdad’ entre su percepción salarial y lo realizado. por su parte, las organizaciones creen pagar bien y ofrecer muy buenas condiciones a sus trabajadores. Asi la retención de talento se dificulta por parte de las empresas y directivos, pues “sufren de un importante desconocimiento con respecto a lo que su gente busca y lo que le satisface al trabajar con ellos”, expresa Roberto Esparza, director general de IQubadora, Centro de Atracción y Asignación de Talento.

¿Qué ‘mueve’ a un persona en su trabajo? Para responder a esa pregunta Pogorzelski y Harriot realizaron una investigación citada en su libro, los empleados anhelan mejores oportunidades para crecer y que se promueva la cultura de la creatividad y diversión.

Antes de dar el ‘el salto’ laboral, considera los siguientes puntos:

1. Ubica dónde crecerás. La palabra clave para hacer un cambio es “encajar”; dónde y por qué crees que estarías mejor en otro empleo. Responde qué te aporta esa empresa y las actividades que vas a realizar, ¿El nuevo puesto te emociona, o sólo ‘salda’ mejor tu nuevo nivel de vida?, ¿Cuánto tiempo te ves laborando ahí? El eje que guie a un nuevo empleo debe ser: “es la elección adecuada porque me apasiona”, señala la directora de Recursos Humanos de la Escudería Marussia de Fórmula 1, Katie Allen.

2. Reforma tu currículo. Los días del CV “impreso en una cuartilla han terminado”, expresa Allen. Aun cuando la modalidad ‘on line’ se ha extendido, la parte de redacción no cambia y ahí necesitas ser muy puntual. En la redacción del CV puede resultar tentador utilizar palabras “clave” para que aparezca en todas las búsquedas en línea. Funciona pero sin excederte, cuando ese documento llegue con recursos humanos o el jefe “no se sentirá complacido al leer un documento repleto de palabras de búsqueda”, repetidas en cada párrafo, indica la directora de Recursos Humanos.

3. Busca casos afines. Resalta evidencias de que te interesa genuinamente ese trabajo. Esto se logra al enfatizar éxitos, habilidades y aptitudes relacionadas con la vacante. Regularmente, los currículos armados en forma genérica se descartan, el entrevistador detecta cuando hay un plus en ese documento; que la persona realmente se interesó en destacar aquello que lo vincula con el puesto.

Respecto al formato, no te limites a lo tradicional, puedes optar hasta por versiones de en infografía, siempre y cuando mantengas un esquema rápido de leer y de entender tus aportaciones a los empleos.

4. Para la entrevista. Evita limitarte a la página de la organización. Allen sugiere entrar a las redes sociales de la compañía para conocer sus mensajes, en los proyectos que están trabajando, lo que otros conocen de esa compañía. Sigue sus tuits para identificar qué les interesa difundir. A partir del material consultado, redacta preguntas a plantear en el encuentro ‘cara a cara’.
 

vía ¿Estás listo para cambiar de empleo? – Mi Carrera – CNNExpansion.com.