Cuáles son tus aspiraciones

Cómo Responder: ¿Cuáles son tus aspiraciones dentro de la empresa?


Estás en la entrevista y de pronto te preguntan: ¿qué aspiras dentro de nuestra empresa? Es una pregunta bastante complicada principalmente por la interpretación que se le da. Ahora conocerás cuál es el enfoque esperado y la mejor forma de responder.

Lo primero que se le viene a la cabeza a todo el mundo es relacionar aspiraciones con expectativas económicas; este es el primer y principal error.
Obviamente todos trabajamos porque necesitamos el dinero para sustentar nuestras necesidades básicas, eso lo sabe todo el mundo.
El problema está cuando el dinero es todo lo que buscamos de un trabajo. No es malo ser ambicioso o querer crecer económicamente, sin embargo, lo importante es querer crecer como profesional y llenarse de nuevas experiencias.

El problema con enfocarse sólo en la parte monetaria es que se suele enfocar mucho en el objetivo y no en los procedimientos que se están haciendo para lograrlo ¿Qué quiere decir esto? Una persona ambiciosa tiene como principal objetivo el dinero; el problema es que en su camino para concretar su meta, los pasos o medidas a tomar no son pensados cuidadosamente por estar tan mentalizado en conseguir algo. Estos pasos o medidas se refieren precisamente al trabajo que se realiza. Para la empresa el objetivo principal es que el trabajador cumpla con las tareas que se le asignaron, por lo que la empresa y trabajador tendrán objetivos distintos y por lo tanto el trabajo final difícilmente llegará a ser bueno.

Como candidato es un error decir: “Bueno mis aspiraciones son ir creciendo cada vez más para así lograr aumentar mi salario de aquí a un tiempo más”. Puedes estar pensando ¿Quién respondería algo así? Pero la verdad es que son muchos los que cometen este error y puede dar una mala impresión.

Cuáles son tus aspiraciones empleo

Cuáles son tus aspiraciones empleo


Lo mismo ocurre cuando se responde: “Me encantaría proyectarme en cargos más grandes que este en el futuro”. En primer lugar, el entrevistador buscará ver un real interés en el cargo que ellos están ofreciendo y al que tú postulaste, y en segundo lugar, también denota la ambición del candidato que como ya hemos dicho es un gran ¡No! para el postulante.

Lo correcto es tener un interés genuino en querer desarrollarse dentro de la empresa, en querer ganar experiencia y aprender cosas que podrán aplicar en su vida laboral en el tiempo venidero. El dinero y los cargos más altos vendrán por añadidura. Puedo asegurar que si una persona tiene un interés sincero en el crecimiento personal, llegará lejos en lo que se proponga dentro del trabajo, y muchas veces estas cosas buenas ocurren sin siquiera pedirlas.

Entonces cuando tengas esto en mente estarás realmente preparado para responder la pregunta.

Cómo prepararte para responder :¿Cuáles son tus aspiraciones?

¿Qué quiere oír el entrevistador? Quiere escuchar honestidad en la respuesta, no como si fuese algo preparado para sonar bien. Quiere escuchar que tu interés esté destinado a obtener un desarrollo progresivo que te permita cumplir tus objetivos personales como también los objetivos que la empresa requiera; donde tu esfuerzo y perseverancia lograrán cumplir tus aspiraciones y te permitirán exceder todas las expectativas propuestas.

No existe la forma perfecta para responder la pregunta; pero si prácticas y te identificas con lo mencionado, sin dudas lograrás responder de la mejor manera. Es fácil buscar y encontrar una respuesta ya escrita en internet, pero no hay nada como la originalidad y genuinidad de una persona para responder algo.

Recuerda que las capacitaciones, los estudios extras en casa o bien aprender de tus compañeros de trabajo siempre te brindarán beneficios que ayudarán a tu desarrollo, y es importante mencionarlas al responder. Tu disposición jugará el 50% en concretar las aspiraciones, así que no la dejes de lado jamás.

Si bien esta es una de las preguntas que te pueden comprometer más, también es una que te puede llegar a dar la posición muy fácilmente si logras ejecutarla bien. Lo importante es siempre responder sinceramente, tomar muy en serio el trabajo al que estés postulando (sea cual sea el cargo), y ser tú en todo momento.

 

Imagen por cortesía de Ambro /freedigitalphotos.net