Crea tu cv siendo positivo y optimista

 


Ser positivo y optimista no es de dientes para fuera, sino hacia dentro y de manera real. Porque aunque intentes reírte, si en realidad llevas una procesión por dentro de tristezas y frustraciones, esto último se notará en la redacción de tu hoja de vida. Es mejor que lo creas, y que te encuentres en tu mejor estado de ánimo cuando te encuentres redactando el contenido del Currículum Vitae y cuando vayas a la entrevista de trabajo. Es acertado ser positivo y optimista de verdad, de dientes para adentro, y no como sistema de maquillaje.

La gente que lee currículum , por lo general no cuenta con el tiempo de escuchar novelas y narraciones muy extensas, por más apasionantes que lo creas. Por ello, lo acertado es ser concreto y directo en tus mensajes y en la forma de expresarte. Sin rodeos ni exageraciones.

ser positivo y optimista de verdad.

ser positivo y optimista de verdad.

Por ejemplo, en lugar de decir, que eres una persona muy fiel y amiga de tus amigos, que siempre estás cuando te necesitan y que los apoyas en todo. Deberías decir que te caracterizas por la lealtad tanto en el trabajo como a nivel personal, en especial porque dentro de tus responsabilidades estaba manejar fórmulas secretas para la elaboración de los productos.

Las personas no buscan en la hoja de vida encontrar al ser perfecto ni a un Dios, sino a un profesional cuyo perfil se ajuste a los que están buscando y sobresalga del resto de aspirantes, es decir que sea el mejor. Para ser el mejor, debes mostrar lo que vales en forma contundente, sin rodeos ni falsas modestias, para lo cual sobra la repetición o la redundancia.

No creas que el Currículum que acabas de redactar y que crees que es el mejor que has elaborado hace mucho tiempo, debes presentarlo en cada empresas y para cada cargo de selección en forma indistinta. Lo acertado es sentarte a revisar el perfil del cargo que están buscando y el tipo de empresa que lo está necesitando, para luego redactar un contenido de hoja de vida hecho a la medida, en donde si es posible puedas atender cada necesidad con una solución o aporte o demostración de que tienes la cualidad, la competencia y el valor para ser exitoso y muy exitoso.

Por ejemplo, no es lo mismo mencionar que eres muy organizado y detallista en tu trabajo, que relacionar esta cualidad con la responsabilidad de manejar la organización y agenda de las juntas directivas de la empresa.