Consejos para traducir el CV a otros idiomas

Traducir el CV a otros idiomas

El currículum, junto con la carta de presentación, son las primeras referencias que va a tener una empresa de nosotros en el momento de efectuar una selección de personal. Son una imagen de nosotros y de ellos dependerá en buena parte que sigamos o no adelante en los procesos selectivos. Por eso es importante que causen buena impresión, que estén bien escritos y que reflejen con claridad todo lo que deseamos expresar sobre nosotros.

En la actualidad, y en un mundo globalizado como el nuestro, no basta con redactar un currículum en perfecto castellano. Para determinados trabajos, será imprescindible traducirlo a otros idiomas, fundamentalmente al inglés. Pero la tarea es más compleja de lo que parece. Una traducción deficiente o mal estructurada puede causar una mala impresión y dar al traste con nuestros planes profesionales.

Traducciones online

traducir el CV a otros idiomas

traducir el CV a otros idiomas

Para traducir bien un currículum no es suficiente conocer someramente la lengua del destinatario. El lenguaje oral es muy distinto del escrito, por eso es preciso controlar bien las expresiones y saber estructurar el texto de la manera adecuada. Si queremos ir sobre seguro, una buena opción es realizar la traducción del currículum vitae online. Las empresas de traducción virtuales se han convertido en una alternativa muy cómoda y rápida. El cliente tan solo ha de aportar el texto en su versión original y el servicio de traductores se pone manos a la obra.

Los equipos de traducción en la red están formados por profesionales especializados en diferentes materias y garantizan un trabajo de calidad en cualquier tipo de documento: CV, documentos legales, textos académicos, de ingeniería, médicos, tecnológicos, etc.  Además, todos los textos pasan un control posterior gramatical, ortográfico y sintáctico. El resultado es una traducción rigurosa y profesional, y muchas veces mejor que el texto original.

Errores más frecuentes al traducir un CV

Cuando pretendemos traducir un CV por nosotros mismos y no dominamos el idioma del destinatario podemos incurrir en una serie de errores.

  • No a los traductores automáticos

La equivocación más común a la hora de traducir textos es utilizar los traductores automáticos que existen en la red. Aunque estas herramientas son útiles para ayudarnos a interpretar escritos en lenguas desconocidas, no debemos utilizarlos para traducir textos nuestros. Funcionan de manera automática palabra por palabra y solo ofrecen traducciones literales. Al no saber aplicar frases hechas ni modismos, el resultado es una traducción forzada y muchas veces sin sentido.

Hay que tener en cuenta que todos los idiomas, en particular el inglés, se nutren de expresiones propias que no tienen lógica traducidas literalmente. Por eso es importante recurrir a un profesional o a algún nativo.

  • Cuidado con la traducción de los títulos académicos

Las sistemas educativos son distintos en cada país, por eso es necesario prestar atención a las titulaciones y buscar la equivalencia correcta. Si no encontramos la traducción adecuada, es posible que el encargado de la selección de personal no entienda bien nuestro currículum académico.

Y cuidado con exagerar en el apartado del conocimiento de la lengua. Las carencias en idiomas se notan enseguida, sobre todo en un CV mal traducido, por eso es mejor ser sincero y evitar situaciones comprometidas.