Cómo lograr que tu currículum sea botado

Cómo lograr que tu currículum sea botado o 5 consejos prácticos para mejorar tu CV


El currículum que vemos a continuación es un CV perdedor.

El currículum que vemos a continuación es un CV perdedor.

El currículum que vemos a continuación es un CV perdedor.

Analicemos por qué, y saquemos conclusiones.

Le falta condimentos, no tiene sabor. Además de incluir errores de ortografía incluso en el nombre, su presentación es muy simple, no sobresale respecto a otros currículum,  al no tener experiencia se debería agregar una sección llamativa llamada: Objetivos y habilidades donde se detallan las cosas que uno sabe hacer, y qué tipo de tareas relativas uno está dispuesto a desenvolverse.

En la sección de estudios y formación hay dos grandes errores, el primero es que se nombra los estudios primarios. Eso es información innecesaria. Además tanto los estudios como la experiencia laboral se deben escribir en orden cronológico inverso, es decir primero el más reciente y con muchos detalles, y luego atrás en el tiempo los más viejos sin detallar tanto.

En la sección experiencia laboral se nombra el lugar y las fechas pero no se sabe para nada qué tipo de tareas se realizó durante su participación en la empresa.

Tampoco se sabe nada acerca del beneficio que esta persona aportó.

 

Por lo tanto, veamos cuantos detalles podemos mejorar, en una pequeña hoja de vida, para que tu currículum sí sea seleccionado :

1.       Buscar un formato que sea agradable y que invite a leer el CV

2.       Controlar que no haya errores gramaticales.

3.       La primera sección después de los datos debe ser Objetivos y habilidades, y en esta sección se debe enfatizar muy claramente cuáles son nuestros objetivos laborales, y para eso también debemos describir con qué herramientas contamos para desarrollar los mismos (o sea nuestras habilidades)

4.       Un reclutador no tiene tiempo de leer todos los currículum que recibe, por eso sólo lee aquellos que les resulte agradable o incluso aquellos de entrada incluyen información importante. Por eso mismo se debe ser claro y preciso al describir las experiencias laborales y los estudios. Escribir primero los estudios y trabajos más recientes, pues para ese lado apuntamos en nuestro próximo empleo.

5.       Al describir la experiencia laboral es más importante descibir el puesto que ocupamos y cómo desarrollamos nuestra tarea, describiendo nuestras habilidades para brindar soluciones, que nombrar el lugar de trabajo. Hay quienes escriben: Trabajé en Google, lo cual parece muy interesante, pero tal vez su trabajo dentro de la empresa fue abogado, contador, programador, secretaria, o personal de limpieza

 

Lo más importante en este caso es un cambio de mentalidad. Pensar en positivo. ¿Por qué? No decir que la falta de experiencia es un problema, sino una ventaja. Hay lugares de trabajo donde no quieren a personas experimentadas pues vienen con “costumbres” en su modo de trabajar. Y es preferible formar a alguien desde cero. Cuando pensas positivo todo llega más fácil.