Cómo gestionar desde la empresa el síndrome de Boreout

Cómo gestionar desde la empresa el síndrome de Boreout


Saber llevar a cabo una buena gestión empresarial es manejar muchos aspectos a la vez, logrando que el manejo conjunto de ellos lleve a la compañía a lograr los resultados que de ella se esperan, que la hagan perdurar y que garanticen su supervivencia, estabilidad y prosperidad futura.

Más allá de la cuenta de resultados, pero para la cuenta de resultados

Síndrome de boreout y su gestión empresarial

Síndrome de boreout y su gestión empresarial

Las empresas son entes complejos y dinámicos que incorporan en su seno numerosas variables que influyen en el resultado final de sus operaciones. Una mirada clásica a la gestión empresarial nos llevaría a decir que meramente lo que debe primera e un gestor empresarial es el saber llevar a cabo una buena gestión técnica que dé como resultados una adecuada cuenta de resultados, pues ese es el principio y fin de todo objetivo empresarial, y si bien ello tiene una parte de verdad no supone toda la verdad.


Una empresa es un conjunto de factores como se decía, y es este conjunto de factores lo que determina la personalidad y el funcionamiento de la empresa. Y nunca se debe olvidar que una parte de la empresa, que un factor y un valor determinante en las empresas es el equipo humano que la conforman, una y cada una de las personas que forman parte de la empresa, por ello gestionar adecuadamente a este equipo de personas también es gestionar empresa y también es gestionar para una adecuada cuenta de resultados.

Lidiar con el síndrome de Boreout

Dentro de una empresa y en relación estricta ahora con las relaciones humanas dentro de la misma las variables que se presentan por supuesto sin infinitas, y los problemas, los casos y las incidencias que día a día se presentan también lo son, y es en esos momentos donde en las empresas se demuestra si existe una adecuada gestión empresarial para sobrellevar esos problemas e incidencias, para revertirlos y para volver a la normalidad e incluso para convertirlos en oportunidades.

Uno de los casos más graves para las empresas es cuando dentro de su seno se produce el síndrome de Boreout. Este síndrome asociado con el aburrimiento y el desinterés por el puesto de trabajo de los empleados es uno de los más nocivos para cualquier empresa, y requiere toda la atención de quien es el responsable y la mejor y más dúctil, y eficaz gestión empresarial.

Para lidiar con este problema para una empresa primero será clave conocer si el síndrome de Boreout es algo que afecta al conjunto o mayoría de la empresa, a algún departamento concreto de la empresa o bien si atañe al ámbito particular de algún empleado.


En el último caso la situación será más fácil de manejar. Primero se deberá intentar hablar y estimular al afectado/a para ver si podemos hacerle recuperar el estímulo por el empleo (siempre será mejor que una salida que pueda afectar al ámbito del resto), y en caso contrario siempre será mejor cortar por lo sano, sacarlo de la empresa que dejar que contamine al resto.

En el caso de afectar a departamentos concretos, un análisis y un estudio sincero de lo que sucede en ese departamento es clave para decidir las medidas a tomar: desde cambiar procesos hasta sustituir a su responsable e incorporar a otro que maneje mejor ese departamento.

Finamente, en el caso de que sea un problema general de la empresa, el proceso será el mismo que el establecido en el párrafo anterior, pero con alcance global y siendo conscientes de la necesidad de cambiar formas de funcionar o incluso personas, antes de que el problema se enquiste y ya no sólo merme sino que  acabe incluso con la salud empresarial global.

 

“Imagen por cortesía de David Castillo Dominici /  freedigitalphotos.net”