Cómo enfrentar con éxito una entrevista de trabajo

Cómo enfrentar con éxito tu próxima entrevista de trabajo

Ya llegaste a tu anhelado objetivo que era lograr una entrevista de trabajo. Ahora se encuentra en tus manos mostrar tu valor, justificar el porqué te llamaron, y sobresalir sobre el resto de aspirantes para ganarte el puesto de trabajo.

Cómo enfrentar con éxito una entrevista de trabajo

Cómo enfrentar con éxito una entrevista de trabajo

  1. Preparación: nadie llega a una entrevista de trabajo sin haberse preparado previamente. Hacerlo sería dar ventajas, y con seguridad no querrás darlas. La preparación involucra ejercicios mentales sobre tu perfil, CV con logros, fortalezas, conocimiento del puesto al cual estás aplicando. Ejercicios emocionales para ganar confianza en tus capacidades, creerte tu el cuento para luego salir al mundo a demostrarlo. Ejercicios físicos para que tu cuerpo esté en forma y relajado, sin estrés ni tensiones, para lo cual si necesitas un masaje debes dártelo. Ejercicios espirituales para proyectar el éxito de tu entrevista, visualizarte feliz y logrando tu objetivo.
  2. Buen Inicio: el comienzo de una relación es crucial, en especial para que dejes una buena impresión. Involucra llegar a tiempo, saludar con calidez y una sonrisa afable, mirar a los ojos con transparencia y seguridad, comunicar una primera frase cercana pero respetuosa, inteligente y ocasional.
  3. Desempeño: ya rompiste el hielo del primer contacto con el entrevistador y entran en materia, es decir a hablar de ti, tu perfil profesional y características de personalidad. Ambos aspectos son evaluados en la entrevista, porque el perfil debe ajustarse a las necesidades del puesto de trabajo, y la personalidad debe ajustarse a la cultura empresarial y clima laboral. Si hiciste la investigación previa, habrás identificado lo que buscan en uno y otro aspecto. Las habilidades y cualidades, así que es el momento de mostrar todo lo que tienes para aportar a la empresa.
  4. Buen final: la última impresión es igual de importante al resto de la entrevista, porque es el sabor que se lleva el entrevistador. Si es amargo no querrá que continúes en el proceso, en cambio si es dulce con seguridad te tendrá en cuenta para la siguiente fase del proceso.

Para enfrentar con éxito una entrevista de trabajo, debes llegar bien preparado, hacer un buen comienzo, lograr un desempeño óptimo y superior, y terminar la faena con bombos y platillos.

  1. Cada necesidad expuesta en el perfil del cargo vacante, debe tener una respuesta contundente sobre tus capacidades y logros. Lo debes traer preparado a la entrevista.
  2. Cada función y responsabilidad que realizaste debe tener medición de resultados, logros y aportes. Lo que importa no es lo que hiciste sino la manera como te desempeñaste. Hay que pensar al respecto antes de llegar a la entrevista.
  3. Cada pregunta que te realicen en la entrevista debe ser procesada y analizada con calma por unos cuantos segundos antes de responder. No se trata de una prueba de velocidad sino de resistencia. Así que tomate tu tiempo.
  4. La confianza y autoestima son tus principales herramientas, así que debes venderte la idea de que eres el candidato apropiado antes de ir a la entrevista. No es el momento de titubear sino de confirmar e impactar.

 

 

“Imagen por cortesía de AscensionDigital/ FreeDigitalPhotos.net”.