En 7 pasos, cómo encontrar tu nicho de mercado


Fuente original: soyentrepreneour.com

Te ha llegado una gran idea para un negocio, pero no sabes si estás listo para ponerla en marcha todavía. Antes de ir más lejos, el siguiente paso es averiguar quién es tu mercado.

Hay dos mercados básicos en el que puedes vender: consumidores y empresas. Estas divisiones son bastante obvias. Por ejemplo, si estás vendiendo ropa de mujer en un establecimiento comercial, tu mercado objetivo son los consumidores, mientras que si estás vendiendo material de oficina, tu mercado objetivo son las empresas.

En algunos casos, por ejemplo, si tienes un negocio de impresión, podrás ofrecer tus servicios tanto a empresas como a consumidores individuales.

Ningún negocio, especialmente los pequeños, pueden vender o prestar servicios para toda la gente. Cuanto más estrechamente se pueda definir tu mercado objetivo, mejor. Este proceso se conoce como la creación de un nicho y es clave para el éxito, incluso para empresas más grandes que venden diferentes productos a los consumidores.

Un ejemplo de lo anterior es Wal-Mart y Tiffany & Co, los cuales son minoristas, pero tienen nichos muy diferentes.

En lugar de crear un nicho, muchos empresarios cometen el error de querer abarcar “todo el mapa” alegando que ellos pueden hacer muchas cosas y ser buenos en todas ellas. Estas personas aprenden rápidamente una dura lección: Más pequeño es más grande en los negocios, y no es que no se deba tratar de abarcar otros mercados, sino que al iniciar tu empresa, es mucho mejor concentrarse en un ramo específico.

A continuación siete consejos para encontrar un nicho de negocios:

1. Piensa en quienes son los clientes potenciales

¿Con quién quieres hacer negocios? Se lo más específico posible: Identifica la distribución geográfica y el tipo de empresas o clientes a los que deseas apuntar tu negocio. Si no encuentras con quien puedas hacer negocios, tu empresa no prosperara. Debes reconocer primero que no puedes hacer negocios con todo el mundo. De lo contrario, corres el riesgo de agotarte y confundir a tus clientes. Hoy en día, la tendencia es hacia nichos más pequeños.

2. Enfoque

Aclara lo que quieres vender, recordando siempre que:

a) No se puede vender todo a todas las personas y b) “más pequeño es más grande.”

Un nicho no significa un ramo en especial de negocios. Por ejemplo, un negocio de ropa al por menor no es un nicho, si no un ramo. Un nicho más específico puede ser “ropa de maternidad para las mujeres ejecutivas”.

Para facilitar este proceso de enfoque, a continuación te presento una lista de pasos que te pueden ayudar:

Has una lista de las cosas que mejor sabes hacer y los conocimientos implícitos en cada uno de ellos.

Enumera tus logros

Identifica las lecciones más importantes que has aprendido en la vida

Busca patrones que revelen tu estilo o enfoque para la resolución de problemas

Tu nicho debe surgir naturalmente de tus intereses y experiencia. Por ejemplo, si has pasado 10 años trabajando en una empresa de consultoría, pero también otros 10 años trabajando para una pequeña empresa familiar, puedes optar por iniciar un negocio de consultoría que se especializa en pequeñas empresas familiares.

3. Describir la visión del cliente

Un negocio exitoso utiliza lo la regla social de oro: “Trata a los demás como quieras ser tratado”. Cuando miras el mundo desde la perspectiva de tus clientes potenciales, puedes identificar tus necesidades o deseos. La mejor manera de hacerlo es hablar con posibles clientes e identificar sus principales preocupaciones.

4. Dar forma

En esta etapa, tu nicho debe comenzar a tomar forma a medida que tus ideas junto a las necesidades y deseos del cliente se unen para crear algo nuevo. Un buen nicho tiene cinco cualidades:

Te lleva a donde quieres ir. En otras palabras, se ajusta a tu visión de largo plazo.

Es solicitado: es decir, hay clientes potenciales.

Está cuidadosamente planeado.

Es el único negocio de ese tipo en la ciudad (recordemos que hablamos de nichos).

Te permite desarrollar diferentes habilidades para obtener más beneficios si deseas abarcar más actividades de negocios en el futuro, lo que garantiza el éxito a largo plazo.

5. Evaluar

Ahora es el momento de evaluar tu producto o servicio propuesto en el base de los cinco criterios establecidos en el Paso 4. Por ejemplo, tal vez encontrarás que la idea que tenías en mente requiere muchos viajes de negocios, los cuales le pudieran parecer muy estresantes en tu vida después de un tiempo. Eso significa que la idea no cumple con uno de los criterios anteriores “no te llevará a donde quieres ir”. Por lo tanto, tal vez quieras pasar a considerar otra idea de negocio.

6. Prueba de mercado

Una vez que haya una coincidencia entre tu persona y tu idea de negocio, has pruebas de mercado. Da a la gente la oportunidad de probar tu producto o servicio gratis. Esto se puede hacer ofreciendo muestras, tales como una degustación o una copia limitada que muestre básicamente tu creación. La prueba no debe costar mucho dinero. Si vas a gastar enormes cantidades de dinero en la investigación de mercado inicial, probablemente algo estés haciendo mal.

7. No lo pienses

Es hora de poner en práctica tu idea. Para muchos empresarios, esta es la etapa más difícil. Pero no temas: Si has hecho tu tarea, entrar en el mercado será un riesgo calculado, no sólo un juego de azar.

vía Como Encontrar un Nicho de Mercado | 1000 Ideas de Negocios.

 

Otro artículo relacionado: Se emprendedor: Viabilidad de tu proyecto