Cómo el inglés abre puertas para conseguir empleo

El inglés para conseguir un empleo


En estos momentos en los que conseguir un trabajo es una tarea ardua, hay que saber sacar el máximo partido a nuestra persona. Por ello hay que saber plasmar todo lo que sabemos y los conocimientos que poseemos en un currículum.

Nuestro Currículum Vitae es nuestra carta de presentación. Si en este documento explicamos nuestras habilidades, la persona que está buscando un candidato sabrá si somos adecuados o no para ese puesto. Pero, ¿qué características se usan para elegir un candidato? Obviamente, y dependiendo del puesto de trabajo al que queramos aplicar, hay que poseer unos conocimientos académicos específicos. Una carrera universitaria, una titulación, incluso una experiencia. Además de esto, conocimientos concretos como el manejo de determinadas herramientas necesarias para desempeñar ese trabajo. Es curioso como los idiomas son unos conocimientos que siempre son necesarios.


Bien es sabido que los idiomas multiplican nuestras posibilidades. No sólo en el terreno laboral, sino también en el personal e intelectual. Si dominamos un idioma, la cantidad de elementos culturales que nos pueden influir crecen. De la misma manera, también se desarrolla la curiosidad en conocer y poder moverse por el mundo. Todo ello lleva a la confianza y seguridad que cogemos al aprender un idioma nuevo. Esto se ve reflejado en nuestra personalidad. Y obviamente, un empleado motivado y seguro es más que deseable por la empresa.

Mejora tu cv, aprende idiomas

Mejora tu cv, aprende idiomas

Entre todos los idiomas que se hablan en el mundo, la apuesta más segura es el inglés. Y es que dominar el idioma de Shakespeare abre casi todas las puertas que nosotros queramos abrir. Puede que conozcamos a más de una persona que haya viajado a Londres para realizar cursos de inglés, pues si sentimos el gusanillo de querer hacerlo, ese es el mejor camino.

Plantearse aprender un idioma, ya sea inglés o japonés, es el principal punto que hay que superar. Sí que es cierto que el aprendizaje de un idioma requiere un esfuerzo por parte del estudiante. Pero hay que motivarse en que lo que podemos conseguir con ello es una mejora para nuestra vida profesional y personal.


Cuando tenemos claros los objetivos que queremos cumplimentar y nuestra motivación es fuerte, ya no hay nada ni nadie que nos pare. Un buen inicio es enfrentarse al idioma desde nuestra ciudad, bien con libros con un aprendizaje independiente, o asistiendo a academias en las que compartir conocimientos. Pero el paso que marcará un antes y un después en el dominio del lenguaje es plantearse vivir una temporada en el extranjero. Es decir, invertir un tiempo en aprender inglés en Inglaterra o en Estados Unidos.

Esta técnica se denomina “inmersión lingüística” y sus resultados son más que eficientes, ya que lo que se consigue es que el estudiante llegue a pensar en ese idioma, por ejemplo inglés. Esto resulta imposible si intentamos estudiar un idioma extranjero dentro de nuestras fronteras. Visita la página para estudiar idiomas online si crees que el dominio de un lenguaje extranjero puede abrirte las puertas a un mejor futuro laboral.

Tu vida puede cambiar de un día a otro si te enfocas en conseguir mejorarla.