Cita de empleo ¿ayuda, qué hacer?

Cita de empleo ¿ayuda, qué hacer?


Algunas empresas acostumbran realizar citas con los candidatos a empleos y cargos de alto nivel, en lugares aparentemente informales, por ejemplo en restaurantes para desayunar o almorzar, con el fin de propiciar un ambiente distensionado y familiar, en donde pueden observar el comportamiento natural y espontáneo de los diferentes ejecutivos y candidatos.

Por ello, no me causó curiosidad leer un artículo reciente en donde se comentaba que una de las pruebas de selección de una importante multinacional, consistía en invitar a desayunar al candidato, y ver su comportamiento ante situaciones inesperadas de mal servicio en el restaurante, previamente programadas. Por ejemplo, que le trajeran la orden equivocada o le vertieran el jugo en el pantalón, entre otras. ¿Tú cómo reaccionarías?

La entrevista es tal ves el paso más importante en un proceso de selección, y si se trata de analizarte en situaciones informales, con seguridad la importancia será mayor, porque todos los ojos te estarán observando, analizando tu actitud y comportamiento ante situaciones inesperadas e imprevistas. Al fin y al cabo, así se comporta el mundo cambiante, lleno de situaciones que se salen de control.

Se tú mismo:

La mejor recomendación que te podemos hacer cuando te enfrentas a una cita de empleo o una entrevista, es que seas tú mismo, demuestres tranquilidad, no exageres la actitud, se transparente y espontáneo. Si eres el candidato apropiado para el puesto de trabajo y la cultura de la empresa, tu naturalidad les encantará, y si ocurre lo contrario, es porque no te conviene la oferta o la empresa.

La presentación cuenta:

Cita de empleo

Cita de empleo

Seguro te han mencionado o has escuchado, que una imagen vale más que mil palabras, lo cual puede aplicar no sólo para las presentaciones de negocios sino para la presentación personal. Esta imagen debe corresponder a la sobriedad necesaria, para verte elegante sin parecer demasiado innovador. La presentación y la imagen cuenta, porque es la primera impresión, que permitirá al seleccionador, abrir la puerta o cerrarla. Una mala imagen inicial podría ser difícil de revertir, así muestres todas tus cualidades.

Muestra interés:

El interés por el puesto de trabajo, la empresa y la persona que te está entrevistando, se muestra a través de tu actitud, disposición para escuchar y realizar preguntas, motivación por ser parte del proceso y para salir elegido al terminar el mismo. No es el momento de demostrar tus dudas o descontento, o traer a la conversación situaciones molestas de tus anteriores puestos de trabajo, o hablar mal de tus antiguos empleadores. Es el momento de ser alegre y mostrar entusiasmo.

Ser positivo:

Las personas aman relacionarse con pérsonas emotivas, oportunas para hablar y no interrumpir, positivas y con un estado de ánimo que contagia, por su energía y optimismo. No importa si llevas mucho tiempo desempleado, nunca debes dejar salir tu decepción y frustración, y por el contrario sería de gran ayuda que saques todo ese poder de superación, de cómo vueles enfrentando con optimismo tus problemas y desatinos. Todas las empresas necesitan personas entregadas, recursivos, capaces de enfrentarse a situaciones difíciles y solucionar cualquier inconveniente.

Las citas de empleo son la oportunidad perfecta para mostrarte y venderte, tal como eres, con energía, fuerza, emotividad y talento. A ellas, debes ir relajado para mostrar tu verdadera identidad.

 

Imagenpor cortesía de Stockimages / freedigitalphotos.net