Búsqueda de trabajo: Facebook y redes sociales en el proceso de selección.


Hablar de que una red social como Facebook se está convirtiendo en un medio profesional para buscar y analizar candidatos a las vacantes existentes en las empresas, y una forma diligente de contactar personas competentes, no es cuestión de los mandos medios y bajos de las áreas de Recursos Humanos, sino políticas de los mismos Gerentes y Vicepresidentes de las más grandes multinacionales.

Este fenómeno de utilizar las redes sociales en el proceso de selección, se puede explicar por las siguientes razones:

  • Todo el mundo está en las redes sociales, convirtiéndose en un práctico directorio telefónico. Al comienzo eran jóvenes y ahora también se incluyen adultos, profesionales, ejecutivos.
  • En las redes sociales se generan contactos, vínculos, referidos, relaciones. Indispensables para el proceso de selección.
  • En la mayoría de los casos la información de las redes sociales es abierta y de dominio público, y en otras se habilita por autorización, lo cual permite conocer detalles e intimidades de la personalidad y habilidades de las personas y candidatos.
  • Es un medio de fácil acceso, económico, universal y atractivo, de buscar y conocer a los futuros profesionales, en su perfil personal, perfil profesional, manera de relacionarse y actuar en público.

Por ello, como usuario de actual o futuro de Facebook, debes reconocer que las empresas y las áreas de Recursos humanos ven con buenos ojos a las redes sociales para incluirlas como medios importantes de seleccionar a sus candidatos. Por supuesto, después se continúa y cierra el proceso de vinculación a nivel personal y en las entrevistas y exámenes psicotécnicos. Pero una forma de contactar y elegir en primera instancia es el mismo Facebook.

Ya una vez consciente de la importancia de las redes sociales para conseguir empleo, debes aprender algunas reglas básicas para que tu información y contenido que expreses en Facebook, sea homogéneo, creíble y consistente, con lo que eres y esperas lograr, de trabajo o imagen.

  • Puedes pensar que alguna información que expresas en las redes es irrelevante, y mucha de ella no te dará puntos para calificar para un puesto de trabajo, pero la verdad es que te puede descalificar para ser un candidato potencial. Porque puedes demostrar malos términos en tu forma de comunicarte, ser irrespetuoso, desorganizado, pasivo, descuidado, sin aspiraciones, sin metas ni objetivos, conformista, y cientos de aspectos negativos.
  • Con internet y las redes sociales, tu intimidad ya no es posible, por ello debes demostrar una misma imagen tanto en público como en privado, que sea coherente y transmita identidad. Ya no te puedes dar el lujo de perder la cordura y la compostura, porque alguien importante de alguna empresa te está observando.
  • En la mesa y en el juego se conoce al caballero, porque en los momentos más relajados te muestras tal cómo eres, si es así y es lo que deseas transmitir bienvenido, pero si no corresponde a tu interior y sentir, mucho cuidado con tus participaciones, imágenes, conceptos que emites en Facebook.
  • Facebook ya no es lo informal que te parecía, debes tratarlo de la misma manera como si se tratar de tu página web personal, aquella que mostrarás a todos y sin reserva. La imagen, el diseño, las fotos, los amigos, los eventos, y tu perfil deben ser comunicados con detalle y profesionalismo.

Si sabes que en tu casa cuentas con una cámara de video observándote las 24 horas al día, con seguridad mantendrías un control dentro de tu espontaneidad, intentarías ser coherente entre lo que piensa, sientas y actúas, para que lo mejor de ti transmita una identidad clara y contundente. Si sabes que en Facebook los gerentes y especialistas de recursos humanos te están observando para proponerte una nueva posición de trabajo, con seguridad mantendrías una imagen solida aún dentro de la intimidad.