Buena comunicación para el éxito laboral

Qué es una buena comunicación emprendedora y para qué sirve


La comunicación es la manera en que las personas interactúan, contactan, vinculan, venden, desarrollan relaciones en el corto y largo plazo. Un emprendedor trabaja con personas, socios, clientes, proveedores, aliados, con los cuales requiere comunicarse para desempeñar su negocio.

Si deseas ser un emprendedor exitoso desarrolla tu habilidad para comunicarte porque es el medio para interactuar y vincularte.


Por qué es importante la comunicación para el emprendedor:

La voz con la que hablas

La voz con la que hablas

  •   Para compartir su visión e idea de negocio.
  •   Para vincular a clientes y afiliar a socios y equipos de trabajo.
  •   Para alinear esfuerzos y trabajar en equipo hacia objetivos comunes.
  •   Para vender, convencer, negociar y atraer prospectos y colaboradores.
  •   Para liderar, guiar, facilitar y orientar estrategias y acciones.

Sin comunicación, el emprendedor se aísla de su entorno inmediato, mientras que con una buena comunicación se logra la sinergía y se convocan aliados para que todos colaboren en un mismo direccionamiento y de esta forme se alcancen los resultados.

Qué es una buena comunicación:

Una comunicación en doble vía, en donde se escuche y se hable, exista empatía y simpatía, entendimiento de las posiciones de los demás y poder decir la posición propia con impacto.

Una comunicación asertiva en donde se exponga sin miedo la propia posición, explicando los puntos de vista con seguridad y confianza.

Una comunicación clara y cercana al auditorio al cual se dirige, que invite a la acción y que motivé a la reflexión, que adicioné contenido valioso y que mantenga la atención todo el tiempo para que no se pierda el mensaje.

El éxito necesita del compromiso de si mismo y del equipo con quien se trabaja. En ambos casos es indudable la participación de la comunicación. Para retro alimentarse, conocerse, aumentar el conocimiento, negociar, dar los lineamientos, interactuar y crecer mutuamente.

Un emprendimiento no puede surgir y desarrollarse sin el concurso de la comunicación, a nivel interno para trabajar en equipo, y con el entorno para dar y recibir, brindar servicio para satisfacer necesidades y recibir la aceptación de los clientes para mantener el ciclo del negocio.


Una comunicación fluida y permanente, es vital para el negocio, así que no la descuides para que se eviten corto circuitos. El emprendimiento necesita personas capaces y bien sincronizadas, siendo la comunicación el eslabón para lograrlo.

La buena comunicación se logra cuando se tiene disposición para relacionarse, existe transparencia y buena fe en todo lo que se hace, y se es consciente que la unión de esfuerzos genera sinergía. Sin duda entrenarse para mejorar la destreza al hablar en público y expresarse por medios escritos, serán vitales para que la comunicación mejore.