Aprender las claves para vender un producto: “tú”

Al buscar trabajo tenemos que vender un producto. Dicho producto es lo que sabemos hacer.

Aunque parezca un poco despectivo y materialista, nosotros como profesionales nos parecemos más a un producto de lo que creemos. Pensar de esta manera nos puede ayudar mucho a buscar y encontrar empleo. Veamos por qué.
Vamos a analizar contigo este aspecto fundamental para tu vida y sus respectivas repercusiones en la selección y reclutamiento.

 

Características de un producto

  1. Es tangible.

  2. Ofrece beneficios a alguien y satisface necesidades.

  3. Se produce, se desarrolla, se mejora y se hace seguimiento de su calidad.

  4. Se promociona y se vende, se comercializa y se desarrolla relaciones.

 


Comparativo de un producto con un profesional

Vender un producto

Vender un producto

  1. Un profesional debe convertirse en tangible. Implica que encontremos los puntos reales y concretos en los cuales apoyarnos para hacernos visibles y tangibles. Por ejemplo: obtener resultados, ser creativos e innovadores, superarse permanentemente. Estos hechos tangibles deben poderse demostrar. En el caso de los logros con pruebas de cómo se lograron las metas y objetivos, para la innovación con los hechos y productos desarrollados o las ideas ejecutadas, en la superación deberás demostrar tu ascenso laboral y títulos obtenidos así como las pruebas superadas.

  1. El profesional debe identificar con claridad su mercado objetivo, las empresas que le gustan y los puestos de trabajo que atraen. Debe tener todo un plan de trabajo de su proyección laboral en el mercado. En los productos existe un mercado objetivo de clientes. Para los profesionales y personas también debe existir un mercado objetivo de empresas y áreas de ejecución de su carrera laboral.

  1. Un profesional se produce con la capacitación y experiencia, con el estudio y formación, con los resultados exitosos y fracasos. Una persona no es estática en el tiempo, y debe mantenerse renovando, aprendiendo, creciendo en todos los campos. Cada día debes preguntarte qué se aprendió, donde se corrigió, que se cambió y que se seguirá haciendo. Su propio balance.

  1. El profesional debe venderse en forma similar a como lo hacemos con los productos. Identificando primero sus características, luego convirtiéndolas en beneficios y soluciones. Por ejemplo: somos alegres y optimistas, talentosos para las manualidades y nos gusta hablar con la gente. Su conversión en beneficios y soluciones sería: nuestra habilidad comercial para conseguir prospectos y vincularlos a la empresa, desarrollar obras maestras con las manos para mejorar el atractivo del producto, ser capaces de automotivarnos para superar cualquier problema u obstáculo que se nos presente.

Ventajas de vernos como un producto al cual mercadear

  1. Cuando nos vemos como un producto, se nos facilita encontrar los medios para mejorar y promocionarnos. Entendemos que nos debemos a unos clientes y que independiente de nuestra alta autoestima debemos orientarnos a ellos. No somos sobre poderosos y esta os sujetos a seguir mejorando continuamente, a través de la formación, la actualización, la observación, escuchar mucho, reconocer y aprender de nuestros errores.

  1. Un producto necesita una marca, y en nuestro caso es marca nace con el nombre, crece con los títulos y logros, se perfecciona con la imagen y credibilidad. Nunca podemos darnos el lujo de afectar nuestra imagen ya que se convierte en nuestro patrimonio fundamental. Lo cual implica, cumplir lo que prometemos y nuestros compromisos.

  1. Un producto debe configurarse a partir de unas funcionalidades y utilidades. Lo cual implica que debemos encontrar nuestro valor, habilidades y destrezas, para lo que somos buenos y superiores, y luego seguir desarrollándolas.

  1. Un producto requiere darse a conocer, salir a la luz pública y venderse. Que en nuestro caso será sentirnos orgullosos de lo que somos y comunicarlos a los cuatro vientos, sin pena y sin falsa modestia. Debemos vender nuestros logros y no esconderlos. Porque como dice la frase popular, el que no muestra no puede luego vender.

 

Sin duda, asimilar os con un producto puede ofrecer múltiples ventajas, para que continuemos con el crecimiento, sigamos ascendiendo profesionalmente, y encontremos empleo. Aprendamos un poco de marketing para aplicarlo a nuestra vida personal y en el trabajo.