¿Alguna vez ha cometido algún error en el trabajo?

Tengo por costumbre en mis procesos de selección preguntar al candidato: ¿alguna vez ha cometido algún error en el trabajo?

¡Y que me cuente detalles, pues siempre se cometen errores en el trabajo!


Muchas veces me han preguntado, cuál es la fuente más enriquecedora de aprendizaje y crecimiento de las personas y de las empresas. Sin duda, debo contestar que todos aprendemos más y mejor a partir de los errores. No quiero con esta respuesta, invitar a que todos realicen más y más errores en su vida, pero si deseo que todos ganen consciencia de la importancia de aprender de los errores, superarlos, crecer a partir de ellos, y también no volver a cometerlos.

Ganar a través del error

Dicho lo anterior, se concluye el por qué tengo como costumbre preguntar a los candidatos a un proceso de trabajo, que me cuenten sobre sus errores que han realizado en el pasado, en sus antiguos puestos y en su vida en general. Las personas y profesionales que tienen claridad sobre sus fallas y errores, son las que han ganado a partir de ellos. Las que no se han quedado en el fracaso, y que pueden decir con orgullo que los han superado y les ha servido para seguir mejorando.

Nunca castigar el error

Existen culturas de empresas herméticas y rígidas, en donde se castiga a todo aquel que falla, se equivoca, pierde, y realiza errores. Aquellos que siguen estas prácticas, generan un ambiente de miedo, angustia, preocupación y disminución de la creatividad. Nadie desea trabajar en un lugar que fomenta la perfección sin darle un espacio al error, que lo castiga y le genera miedo al actuar, por temor a equivocarse.

¿Alguna vez ha cometido algún error en el trabajo?

Alguna vez ha cometido algún error en el trabajo

Consciente y sin temor

No tengas miedo de cometer errores, pero eso sí, se consciente de ello, analiza lo que puedes mejorar y la lección aprendida. Recuerda que un error que se ha hecho consciente tiene el poder del aprendizaje, del crecimiento y del mejoramiento, que son logros muy importantes.

¿Conoces tus errores del pasado?

Por ello, la próxima vez que vayas a una entrevista de trabajo, debes ir preparado, no sólo con las actividades y éxitos alcanzados en tu pasado, sino con los errores cometidos, por qué se cometieron, qué aprendiste de ello, cómo los superaste, cómo los solucionaste, y si no los volviste a cometer en la misma forma.

El error es una inversión

Recuerdo haber escuchado un Gerente de una Multinacional importante, que en su conferencia destacaba con orgullo, cómo en lugar de haber despedido a un empleado que alguna vez cometió un error, lo alentó a seguir mejorando, hasta convertirse en su mano derecha en la compañía. Destacaba en su presentación, que un error bien canalizado, se convertía en una inversión.

Beneficios que se obtienen al preguntar acerca de los errores

Por estas razones, tengo la costumbre en mis procesos de selección preguntar al candidato si alguna vez a cometido un error y que me cuente los detalles. En su respuesta puedo intuir y deducir, su temple de carácter, su capacidad de solucionar problemas, su seguridad en sí mismo, su nivel de consciencia sobre lo que es importante, su actitud y aptitud, su humildad y sinceridad, si es una persona confiable, su proyección de crecimiento. Como puedes darte cuenta, en esta simple pregunta, se esconde gran parte del éxito y personalidad del entrevistado.

Claves finales sobre los errores

• Lo importante no es cometer errores, sino la manera en que los enfrentaste y solucionaste. No requieres ser perfecto sino en constante movimiento, crecimiento y evolución.
• Lo importante del error es ser conscientes de que se presentaron, asumir las responsabilidades, encontrar el origen y las causas, buscar las soluciones y reparaciones.
Para solucionar los errores debes tener una actitud positiva, ver el lado optimista de las cosas, encontrar los recursos para reparar el daño, y actuar rápido.

 

Imagen por cortesía de khunaspix / freedigitalphotos.net