45+ ¿Cúal es tu expectativa laboral?

45+ ¿tienes pocos años de expectativa laboral?


Una de las más grandes preocupaciones a nivel global es el tiempo; el tiempo que se acaba y con ello las posibilidades de hacer cosas. Si tienes más de 45 años podrías estar pasando por un período dificultoso donde sientes que tu tiempo se está acabando. Si esta es tu situación, te contamos que esta podría ser la parte más interesante de tu vida. ¿Te queda poco tiempo para trabajar? ¡Claro que no!

Partamos por lo básico. Por lo general la edad estimada de jubilación bordea los 65 años. Esto significa que en los siguientes años podrás seguir tu vida laboral perfectamente, sin tener la necesidad de retirarte legalmente del mundo laboral, salvo que suceda una eventualidad que te impida seguir prestando tus servicios.

Ahora bien, existe la posibilidad de que estés sintiéndote agotado, exhausto de la rutina y de los considerables años en los que has estado inmerso en la fuerza laboral. Quizás sientas que vas a colapsar y que el tiempo de expectativa laboral se te está escapando.
Si te sientes identificado, para tu tranquilidad, podemos decir dichosamente que esto puede y va a mejorar.

Lo principal es arrojar hacia afuera todo pensamiento negativo, como:

45+ Expectativa laboral

45+ Expectativa laboral

  • “A esta edad ¿Quién me va a considerar?”. Tener una buena autoestima es fundamental para poder rendir bien. Jamás debes pensar que dejarás de ser considerado, muy por el contrario, debes sentirte cada día más valioso e imprescindible, porque lo eres, tu experiencia te ha convertido en un individuo fundamental para tu empresa y para cualquier situación laboral que se pudiese presentar.
  • “Cada día iré envejeciendo y enfermando más”. No des por hecho algo que todavía no sucede. Las enfermedades las puede contraer un infante como un adulto mayor. Si estás sano, enorgullécete por ello e intenta mantenerlo. Si estás enfermo, cuídate y procura mejorar. Tu ánimo y optimismo hacia el futuro determinará tus expectativas laborales e inclusive tu estado de salud.
  • “Los jóvenes me remplazaran muy pronto”. Confía en tus capacidades plenamente. Los jóvenes no saben lo que tú sabes, y no piensan como tú piensas. En cuanto a ventajas laborales, tus años de trabajo por si solos te posicionan en un mejor lugar que a los trabajadores novatos. Ellos son los que deben aprender de ti, inclusive temerte, pues tú eres un trabajador único y sabio que ya ha aprendido de sus errores.

Una vez tomando estos consejos y eliminando todos estos pensamientos negativos alejados de la realidad, debes analizar honestamente tu situación y preguntarte:

  • ¿Me siento agotado laboralmente?: Una cosa es disfrutar tu trabajo y otra cosa es que estés cansado de él. No es malo respirar y tomar un tiempo para ti. Si puedes pide unos días libres y aprovéchalos al máximo. Si te sientes muy cansada y tienes días de vacaciones disponibles, pídelos y gózalos al máximo. De esta forma, llegarás renovado a trabajar, rendirás mejor y tus expectativas aumentarán.
  • ¿Siento que he llegado al final de una etapa?: Puede ocurrir que ya no estés conforme con tu trabajo y quieras tomar otro rumbo laboral. Puedes optar por un cambio de trabajo o incluso de posición en tu empleo actual. Incluso tomar la situación en tus manos y decidir emprender y vivir el resto de tu vida haciendo lo que amas. Si sientes que la etapa necesita clausura, piensa con optimismo que cuando se acerca el fin de algo, puede ser la oportunidad de partir nuevamente.

A partir de los 40+ debes intentar disfrutar el momento. La mayoría de las personas se presionan de forma excesiva y sin motivo alguno, simplemente por una inseguridad personal y el miedo a envejecer. Si este eres tú, aprovecha este momento, maximiza tu tranquilidad, vive el presente y siente seguro de lo que eres y lo que vales. No sientas que tu expectativa laboral se está esfumando, más bien siente que esta se está cada vez expandiendo más.

 

Te invitamos a participar de la comunidad para jovenes de 45+

Un buen primer paso es capitalizar los conocimientos adquiridos a lo largo de tu vida laboral iniciando un blog personal y monetizarlo, obteniendo un ingreso pasivo.

Imagen por cortesía de Ambro  / freedigitalphotos.net