3 planes necesarios para emprender con éxito

3 planes que necesitarás para emprender con éxito

El que hace un plan tiene más garantía de cumplir los objetivos, respecto de aquel que improvisa todo el tiempo, haciendo lo primero que se le ocurre o se requiere. En los emprendimientos el plan de negocio es la columna vertebral de la actividad que vas a iniciar, porque se describen los aspectos más importantes del negocio, los cuales debes hacer sin ninguna duda, y mientras lo confeccionas ganas consciencia sobre lo importante para que no lo dejes pasar.

 

Emprender con éxito

Emprender con éxito


     Al redactar un plan de negocio se inicia con la descripción de la razón de ser del servicio que vas a ofrecer, resaltando lo que te motivó a emprenderlo y los diferenciadores que te permitirán sobresalir ante el mercado y los clientes. El que sabe su misión y tiene una visión de negocio, iniciará con pie derecho su emprendimiento.

Luego debes tener presentes los siguientes 3 planes para emprender con éxito

     El plan de negocio continúa con la descripción del plan de mercadeo o marketing, en donde muestras lo que sabes de tus clientes, las necesidades que satisfaces, el nicho de mercado al cual preferencialmente te vas a dirigir, desglosa tu oferta y las soluciones que ofrece, muestras tus principales competidores y las estrategias para vencerlos, los canales de distribución que utilizarás para llegarle a los clientes, y la campaña de publicidad que diseñarás para darte a conocer y ganar imagen.

     Sigue en importancia dentro de la planificación del negocio el plan financiero, una descripción general de los recursos que vas a necesitar y la inversión básica que deberás hacer, el dinero y recursos con que ya cuentas y las necesidades de capital adicional, el flujo de gastos e ingresos que se espera en los primeros años, así como el mes en que lograrás el punto de equilibrio económico. Aquí deberás poder demostrar a los futuros inversionistas que vale la pena entregar su dinero.

     No menos importante es desarrollar un cronograma o plan de actividades operacionales y administrativas, para poder lanzar el nuevo emprendimiento. Con seguridad necesitarás registrar el nombre y marca de la empresa, hacer un contrato de constitución legal del negocio, seleccionar y enganchar personal, adquirir equipos de oficina y papelería básica, hacer desarrollo de la web, contar con un paquete contable y financiero, solicitar los permisos dependiendo del tipo de producto y servicio que vayas a ofrecer. Cada aspecto y actividad debe quedar registrada con responsable y fecha de ejecución.

 El plan de negocio se convertirá en tu carta de navegación que te acompañará todo el tiempo, para que hagas seguimiento, no se te olvide lo importante ni dejes hacer actividades fundamentales para que el negocio se pueda lanzar sin contratiempos. Los clientes merecen que el servicio esté garantizado, los empleados merecen saber para donde va el barco, el gobierno requiere que cumplas con unos requisitos mínimos para prestar el servicio, tus socios merecen un plan de negocio para estar seguros que se encuentra en buenas manos.

 Un nuevo emprendimiento es como una orquesta en donde cada instrumento debe afinarse para que se exprese sin desentonar con el resto. Tu labor como emprendedor será lograr que cada quien de los máximo de si mismo en forma coordinada con el resto, para que se remé en la misma dirección. El plan de negocio es una herramienta que te servirá para este propósito. No la desestimes y utilízala todo el tiempo.

“Imagen por cortesía de suphakit73/ FreeDigitalPhotos.net”.