3 aspectos importantes en la Entrevista de trabajo: La voz con la que hablas

Los 3 aspectos importantes en la Entrevista: La voz con la que hablas

Hay tres cosas importantes al ir a una entrevista:

Según las estadísticas el 63% de las decisiones de contratación de personal provienen de la primera impresión. Para dejar una muy buena impresión un aspecto importante en la comunicación verbal es la voz con la que hablas.

La voz

Dentro del fenómeno de la emisión de la voz, se distinguen tres elementos: el tono, el timbre y la intensidad.

A) El tono

La voz con la que hablas

La voz con la que hablas


En la escala de sonidos que van del grave al agudo, toda voz ocupa cierto número de notas.

Primer trabajo indispensable: Aprender a colocar la voz, no desde el punto de vista musical, sino desde el punto de vista de la oratoria, para que la entrevista “se escuche” amena, es decir, encontrar dentro de la jerarquía de los sonidos la nota en que su voz suene mejor y en la que pueda usted permanecer la mayor cantidad de tiempo con el mínimo de fatiga. Para esta tarea, muchas veces es necesario el consejo de un orador experimentado, o de un profesor de dicción. Porque nadie conoce exactamente su propia voz. El sonido que nos llega, no se parece sino lejanamente al que oyen nuestros interlocutores. Es normal que cuando uno se escucha por una grabación de audio quede desorientado.

 

Es altamente recomendable variar el tono cuando la duración de la charla se hace un poco extensa. Que su nota fundamental sea la que mejor le conviene, pero, de tanto en tanto, suba o baje de tono. Suba, por ejemplo, cuando quiera recalcar una afirmación; un logro importante ya sea en los estudios o en algún trabajo anterior, baje cuando quiera hacer una especie de confidencia al entrevistador. El arte de cambiar la voz es difícil y pocos saben practicarlo.

Cambie alguna vez de tono en una misma frase. Emplee un tono más agudo, en ciertos casos, para las tres o cuatro últimas palabras que marcan la mitad o el final de un período. De este modo, su pensamiento, sus palabras y su voz llegarán al mismo tiempo a un punto culminante. La impresión producida es fuerte cuando se ejecuta bien la maniobra. Muchas veces el entrevistador puede perder la concentración, y este es un truco muy importante cuando se quiere enfatizar un hecho clave que tal vez en el currículum paso desapercibido.

B) La intensidad

La intensidad es la fuerza con la cual se produce la emisión de la voz.

Nunca grite. El gritar se cansa y cansa a los demás.

Tampoco caiga en el exceso contrario. Es importante que los candidatos al presentarse a una entrevista se oigan a sí mismos. Observe la expresión del entrevistador o, por lo menos, analice su actitud general, a fin de darse cuenta si lo escuchan sin dificultad.

Nunca comience su exposición a los gritos. Al principio hable más bien en voz baja a fin de obligar a su interlocutor a concentrar su atención. Es éste un viejo truco.

Las primeras palabras pronúncielas fuerte, y haga una breve pausa. Luego vuelva a tomar la palabra en voz mucho más baja. Provocará así a la vez, en la conciencia del entrevistador, una ruptura con el contexto psicológico y una concentración de la atención sobre un nuevo foco.

Varíe la intensidad de sus palabras. Pase del forte al piano o viceversa, ya sea por una gradación insensible, ya sin transición.

Sobre todo, que la intensidad de su voz vaya siempre según su pensamiento. No murmure.

C) El timbre

El timbre es el resultado de los armónicos que se vienen a insertar sobre la nota fundamental. Constituye la originalidad de un instrumento musical y la personalidad de una voz. Hay voces bien timbradas, netas, armoniosas, y voces blancas, o bien roncas, o chillonas. El timbre es algo muy difícil de cambiar. Si tiene la voz discordante, trate de corregirla mediante ejercicios.

Hable por dónde debe hablar, es decir por la boca. Abra bien la boca y respire correctamente. No hable con la nariz, ni con el pecho, lo que le da la voz de un ventrílocuo, ni con el fondo de la garganta, ni con la punta de los labios.

 

No olvidar que la entonación al hablar es uno de los aspectos más importantes en la primera impresión.

Hay una sola oportunidad para crear una buena primera impresión, y para eso debes estar preparado