3 a 6 meses!! Prepararnos mental y financieramente para momentos dificiles


Prepararnos mental y financieramente para momentos dificiles por falta, pérdida o disminución del trabajo o ingresos economicos.

Muchos se plantean esto como una pregunta en el momento que han empezado a transitar un momento dificil, que a los fines de esta nota, lo definimos como: falta, pérdida o disminución del trabajo o ingresos economicos.

Lo ideal es que proyectemos todas nuestras necesidades equilibrádamente.

El ser humano tiene necesidades básicas,cuando alguna de esas prioridades no esta satisfecha , no puede desarrollar una vida satisfactoria.

Si bien los ingresos económicos de las personas son distintos, en función de los trabajos que desempeñan, las necesidades primarias son las mismas para todos, dentro de esas necesidades básicas encontramos la alimentación, educación, techo/vivienda, trabajo, salud.

Tener un ingreso económico nos ayuda a satisfacer esas necesidades y a poder crear un presupuesto al que deberíamos ajustarnos.

¿Somos realmente concientes de cuál es nuestro ingreso y cuál es el egreso de dinero mensual? ¿Tenemos planeado de antemano como distribuir el ingreso para cubrir nuestras prioridades y ahorrar para el futuro, teniendo en vista separar una porción para emergencias? Una emergencia puede ser desde quedarnos sin empleo hasta una enfermedad, o la rotura de nuestro vehículo, o el arreglo de algo en la casa, etc.

3 a 6 meses!! que hago?

3 a 6 meses!! que hago?

Hace un par de años se aconsejaba tener separados al menos 3 meses de ingresos para cualquier emergencia, después de los últimos  eventos mundiales que la economia global esta todavía atravesando, se aconseja tener por los menos ahorrados 6 meses de ingresos.

En referencia al tema del empleo – que acompaña a la economía mundial – varió la cantidad de meses en que se suponía que una persona encontraría trabajo de 3 a 6 meses!!

Ademas de la situación económica mundial, un factor muy importante es que muchas personas que pensaban jubilarse, ya no pueden porque perdieron o disminuyeron parte de sus ahorros, lo que hizo que la masa de empleados jovenes entrando en el circuito laboral se viera afectada. También, muchos empleados con muchos años de antigüedad – que fueron despedidos – fueron reemplazados por gente con salarios mas bajos. Esto crea una crisis en muchos individuos de mediana edad, que deben salir a la calle a buscar trabajo, a recapacitarse, a tomar trabajos de “supervivencia” lo que no les permite tener tiempo de buscar empleo en su área.

O sea, volviendo al tema de las necesidades básicas, estos individuos cubren sus necesidades primarias, pero … ¿Están satisfechos? Pueden proyectarse a un futuro prometedor y valorarse? En estas circunstancias , es bueno preguntarse cuál es la escala de valores de cada uno de nosotros. Si bien las necesidades humanas primarias son las mismas para todos, el orden en que las organizariamos sería distinta para cada ser humano.

Si pudieramos mirar hacia atrás, una decision importante que debemos realizar ahora, por ejemplo : “Aceptar un trabajo de supervivencia”:

a)      ¿Qué hicimos cuando empezamos nuestras carreras profesionales?

b)      ¿Qué hacemos ahora?

c)       ¿Desde qué lugar interno nuestro elegimos en una situación igual o parecida en el pasado?

d)      ¿Desde qué lugar elegiríamos hoy?

Ponernos a reflexionar en estas preguntas nos puede ayudar a transitar por momentos de mucha movilización interna personal e inseguridad. Nos puede ayudar a entendernos a nosotros mismos mejor, y a estar más satisfechos con decisiones del presente.

Quedarnos en lo que pudo haber sido o en lo que deberíamos haber hecho, o en lo que podría ser o lo que debería ser, nos congela y nubla la realidad en la que vivimos.

Lo que tenemos es el hoy, esa es la decisión a tomar, eso es lo que cuenta.

Para contactarme por servicios en español o inglés: Paulina.Coach@gmail.com

Todos los temas relacionados al coaching

Publicidad