10 consejos para asociarse a la empresa. Guía práctica

 


Luego de haber desempeñado tu cargo satisfactoriamente durante cierto tiempo, un día tu jefe quiere hablar contigo y resulta que es para que te conviertas en socio de la empresa. Pasada la sorpresa inicial, qué considerar antes de asociarse a la empresa seguramente es la duda que surge en tu mente. A continuación 10 consejos en una guía práctica, te ayudaran a evaluar  tu desición.

  1.  Futuro laboral al que aspiras. Decidirte a asociarte, debe significarte un crecimiento profesional relacionado con tus metas laborales a largo plazo, quizás te parezca una obviedad pero en un contexto donde tu jefe te plantee la asociación como una gran oportunidad, es necesario que examines si realmente lo es.
  2.  Contexto de la asociación ¿Hace cuánto tiempo estás en la empresa? ¿Se trata de la aceptación de una propuesta tuya para asociarte o tu jefe lo propuso sin que hayas demostrado interés? Si tu jefe lo propone, puede deberse a haber observado durante largo tiempo aportes tuyos que se destacan y relacionan directamente con ganancias, o bien porque en este momento le sería económicamente conveniente a la empresa que ciertos empleados se asociaran y no tanto a éstos.
  3.  ¿Cómo quedaría exactamente tu situación si te asocias? ¿Qué tanta participación y responsabilidades tendrías?
  4.  ¿Cuántas participaciones recibirías en relación al capital que debas aportar? Si te asocias, a la hora de repartir ganancias tienes también que recibir tu parte, independientemente de qué tan grande o pequeña sea, es uno de los puntos importantes a aclarar legalmente. Observa si las ventajas que obtienes superan en la práctica los beneficios que tenías como empleado.
  5.  Si continuaras trabajando como empleado, ¿qué pasaría con tus prestaciones por desempleo si te despidieran?  Asesórate si habrían excepciones para obtener prestaciones por desempleo y cuáles serían.

    Asociarse a la empresa

    Asociarse a la empresa

  6.  Forma jurídica de la empresa, conocer bien sus detalles te ayudará a tener mayor noción de por cuánto capital respondería cada socio si la empresa quebrara, si ello incluiría el patrimonio personal o no. Por muy convencido que estés respecto a la rentabilidad de un negocio, siempre es necesario estar preparado y contemplar distintas alternativas.
  7.  Situación financiera actual. Antes de invertir, tienes derecho a enterarte de todo lo referente a la contabilidad de la empresa, activos y pasivos, etc.
  8.  Conoce mejor a tu futuro socio. Hasta el momento sabes cómo se desempeña como jefe, pero necesitarás conocerlo como compañero, contactarte con sus metas, valores éticos e ideas en general respecto a la empresa para ver si concuerdan con las tuyas. No significa que deban volverse los mejores amigos, sino evaluar qué tan compatibles son para trabajar juntos. ¿Qué tan dispuesto suele estar a considerar diferentes opiniones y alcanzar acuerdos? Realiza por ejemplo, observaciones respecto a su gestión y fíjate cómo reacciona. ¿Te sientes cómodo cuando conversan? ¿Se entusiasma con su trabajo? ¿Comprende que el ambiente laboral repercute directamente en la calidad de los productos o servicios?
  9.  Derechos y deberes por escrito. Es necesario establecer claramente los roles de cada quien junto con las responsabilidades que conllevan. El planeamiento de reglas es fundamental para evitar sorpresas desagradables. Consulta con un abogado externo a la empresa todo lo que debas firmar.
  10.  Dedícale a tu investigación el tiempo que necesite. No cedas ante presiones, dispón del tiempo que necesites para decidir y averiguar lo que debas saber, quien tiene intenciones honestas ha de entenderlo.

Siguiendo esta guía práctica te será más fácil saber que debes qué considerar antes de asociarse a la empresa, es un tema que debe ser atendido con la seriedad que amerita, a fin de que llegues a la decisión que más se adecué a lo que sueñas para tu futuro laboral.